Más de la mitad de los consumidores mundiales (53%, que representan a 1.100 millones de personas) prefieren comprar productos y servicios de una compañía con una fuerte reputación medioambiental, según el último informe de TANDBERG.
Este informe a nivel global, patrocinado por TANDBERG, líder mundial en soluciones de videoconferencia y llevado a cabo por Ipsos MORI se ha basado en 16.823 entrevistas a consumidores y empleados de 15 países diferentes para examinar las actitudes y comportamientos medioambientales de los consumidores y trabajadores. El informe de TANDBERG ha consultado a consumidores de Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia, Japón, Holanda, Noruega, Rusia, España, Suecia y Estados Unidos.
Adicionalmente, la encuesta ha revelado que no solo son los clientes los que prefieren una compañía con una buena reputación medioambiental sino también los empleados. De hecho, 8 de 10 empleados encuestados comentaron que preferían trabajar en una organización que respetara el medio ambiente.
“En un entorno de trabajo cada vez más global y colaborativo, los empleados se identifican cada vez más con los valores y la ética de las compañías donde trabajan”, comenta Melanie Turek, analista de mercado de Frost & Sullivan. “Es importante para los empleados creer que sus jefes están haciendo todo lo que pueden para comportarse como ciudadanos responsables ahora que las inquietudes medioambientales de la gente son prioritarias”.
“Los resultados demuestran de forma evidente la relación entre la reputación medioambiental de una compañía y el valor de su marca”, comenta Alberto Fernández, Director General de TANDBERG para España y Portugal.
“Junto a las razones éticas que conlleva “ser ecológico”, existe un enorme incentivo para las compañías en todo el mundo de centrar sus esfuerzos en la responsabilidad medioambiental para atraer clientes, además de reclutar y retener talento; todo ello repercute de forma positiva en la percepción externa de la marca”.
Percepción de los consumidores: China y Australia lideran la tabla, España a la cola
Mientras que una mayoría de los consumidores a nivel mundial prefiere comprar productos de compañías con una sólida reputación medioambiental, las cifras más altas se han dado en China con un 67% de los encuestados que opinan así. Australia se sitúa en segundo lugar con un 52% y Suecia en tercer lugar con un 46%. Los Estados Unidos y Canadá están en una posición intermedia con un 42% y 34% respectivamente.
Sin embargo, estas cifras bajan considerablemente en países europeos como Alemania, Reino Unido y Francia con un 28%, un 27% y un 23% respectivamente. España alcanza una cifra del 18%.
Opinión de los empleados: los trabajadores preguntados sobre liderazgo en medio ambiente y políticas ecológicas
Los datos de la encuesta reflejan que a nivel global un 80% de los empleados comentan que prefieren trabajar en empresas con una sólida reputación en responsabilidad medioambiental. Australia lidera la clasificación con un 87% mientras que los países europeos bajan un poco los porcentajes con España con un 77%, Reino Unido con un 74%, Francia con un 72% y Alemania con un 55%.
Según la encuesta, un 12% (lo que significa una cuarta parte de los 1.000 millones de personas en los 15 mercados) están demandando a sus empresas tomar el liderazgo en relación a limitar los efectos del cambio climático. Esta cifra ha sido alta en países como Alemania, Italia y los Estados Unidos (20% en todos ellos). En España la cifra se sitúa en el 11%.
Sin embargo, la mayoría de los encuestados opinan que son los gobiernos nacionales los principales responsables a la hora de limitar los efectos del cambio climático. Casi un 47% del total piensa que son los gobiernos nacionales los que deberían tomar el liderazgo, con cifras muy altas en países como China (57%), Francia (55%), Holanda (55%) y un poco más abajo, España (47%).
Cuando fueron preguntados sobre que sería lo más recomendable para animar a sus empresas a ser más responsables con el medioambiente de lo que lo son actualmente, las políticas gubernamentales, los subsidios y los incentivos se situaron en primer lugar con un 31% (solo un poco por delante de la disponibilidad de tecnologías ecológicas, con un 27%). La capacidad de alcanzar una reputación ecológica positiva como ventaja competitiva se colocó en tercer lugar con un 10%.
A nivel de países, Australia, Francia y Gran Bretaña son los países que más han insistido en el tema de las políticas gubernamentales, subsidios e incentivos con un 40%, 39% y 37% respectivamente. En España el porcentaje se sitúa en el 22%.
De forma global, los trabajadores piensan que las iniciativas medioambientales más efectivas en sus lugares de trabajo son los programas de reciclaje (65%), reducir los vertidos al mar (60%) y el uso de materiales de trabajo ecológicos (60%). En España los porcentajes si sitúan en el 49% para los programas de reciclado, 39% del uso de materiales ecológicos y 34% de la reducción de emisiones de vertidos al mar.
Alrededor de una quinta parte de los encuestados (21%) declara que las políticas de recorte de viajes es la manera más efectiva de reducir las emisiones de carbono de sus compañías mientras que un 18% piensa que los programas de teletrabajo son una buena iniciativa de sus empresas. Estas opciones son más populares en países como Australia, Canadá, China, Japón y Estados Unidos mientras que en Brasil, Italia, Rusia y España son menos citadas.

Publicidad

Metodología

El estudio de TANDBERG/Ipsos Mori fue realizado a través de una encuesta en un autocar entre los meses de mayo y julio de 2007. Un total de 16.823 personas fueron entrevistadas, lo que representa una población global total de 2.000 millones de personas. Los datos más significativos del informe pueden ser consultados en:
http://www.tandberg.com/vcb/tandberg-green-survey.jsp