El CEO de Oracle, Mark Hurd, ha fallecido este fin de semana según ha notificado la propia multinacional norteamericana y su propio presidente y fundador Larry Ellison. El directivo comunicó el pasado mes de septiembre que se tomaba un respiro en su trabajo en la compañía debido a problemas de salud que no especificó.

Publicidad

Desde su llegada a Oracle en el año 2010, el valor de la compañía no ha hecho más que incrementarse. Este valor se ha incrementado exponencialmente desde que Mark Hurd fue nombrado CEO de la compañía conjuntamente con Safra Catz en septiembre de 2014, algo que ya había conseguido en HP, la compañía de la que provenía Hurd.

El valor de Oracle se ha incrementado exponencialmente desde que Mark Hurd fue nombrado CEO de la compañía

Larry Ellison buscaba un ejecutivo que multiplicara las ventas de Oracle ante el crecimiento que estaban teniendo competidores como Amazon, Google o Microsoft con su desarrollo en entornos cloud, lo que afectaba a los productos líderes de Oracle como la base de datos o sus soluciones middleware.

La llegada de Mark Hurd hizo que Oracle se modernizara y la estrategia pasara a estar definitivamente enfocada a los entornos cloud. En ese tiempo, el valor de Oracle se ha disparado y aunque, sus competidores todavía le sacan algo de ventaja, lo cierto es que es cada vez más reducida.