philips monitor power sensor
philips monitor power sensor

La nueva pantalla de Philips incluye la función Power Sensor para desconectar la alimentación cuando no hay nadie en el escritorio y el modo LowBlue especial para reducir la exposición a la luz azul. MMD, empresa  asociada a la marca Philips Monitors, acaba de anunciar un nuevo monitor de 24 pulgadas, con panel LCD desarrollado para el bienestar de los usuarios y respetuoso con el medio ambiente. Todo ello combinado con el rendimiento de color y los amplios ángulos de visión que proporciona la tecnología IPS, así como la avanzada conectividad gracias a un USB 3.0, da como resultado un monitor para mejorar la productividad en cualquier oficina.

Publicidad

Bienestar en el trabajo

Refiriendose a la productividad del usuario, Artem Khomenko, Product Manager, EMEA, de MMD en Europa comenta, “Tanto en casa como en el trabajo pasamos muchas horas delante de las pantallas todos los días. Este monitor es parte de nuestro compromiso continuo de desarrollar productos innovadores que mantienen a las personas trabajando de manera productiva y saludable incluso en largas jornadas laborales”.

La pantalla incluye la función Power Sensor para desconectar la alimentación cuando no hay nadie en el escritorio

Mantener los ojos frescos y sanos es la clave para mejorar el bienestar en el trabajo. Sin embargo, la exposición excesiva a la luz azul de las pantallas daña potencialmente la visión. El modo LowBlue de la nueva pantalla LCD 240B7QPJEB / 240B7QPTEB contrarresta este impacto. Desarrollado para mejorar el bienestar, el modo LowBlue se complementa con la tecnología de Philips Flicker-free, una solución para regular el brillo y reducir el parpadeo para una visualización más cómoda. La pantalla también cuenta con SmartErgoBase, para que cada usuario pueda ajustarla según sus preferencias y obtener una experiencia de visualización más cómoda. Otro beneficio muy útil es que la base mantiene los cables ordenados.

Pantalla con credenciales ecológicas

El nuevo monitor de Philips se ha desarrollado con una productividad respetuosa con el medio ambiente. Un 85% del monitor está fabricado con plástico reciclado postconsumo con TCO Edge, minimizando así el impacto ambiental de la producción. Su funcionamiento ahorra energía de forma muy eficaz a través del Power Sensor, un «sensor de movimiento» integrado que transmite y recibe señales infrarrojas inofensivas para determinar si un usuario está presente y reduce automáticamente el brillo del monitor cuando el usuario se aleja. Esto reduce las facturas energéticas hasta un 80% y prolonga la vida del monitor.