La cosa está que arde. El mercado laboral del sector informático está pasando por una serie de transformaciones curiosas para el ojo atento. La eclosión de tecnologías, especialmente las relacionadas con FrontEnd, Devops y BigData están dando un vuelco al sector, que observa cómo el desarrollo de software tradicional se ve apartado en favor de el último “hype” tecnológico. Los desarrolladores vienen y van en un entorno que cada vez ofrece más y mejores oportunidades, y las empresas de desarrollo se aprietan los machos e intentan retener el talento que tanto les ha costado reunir.

Publicidad

En este nuevo ecosistema del mercado laboral, los clientes también asisten (o asistirán en breve) con normal extrañeza a una importante subida de presupuestos

En este nuevo ecosistema del mercado laboral, los clientes también asisten (o asistirán en breve) con normal extrañeza a una importante subida de presupuestos. Para el cliente avezado quizá tenga justificación, pero el cliente normal, ajeno o poco conocedor de la tecnología, se queda perplejo al ver que su proyecto que antaño le costaba X, ahora le cuesta X * 2. “Claro, es que ahora el frontend tiene un ciclo de vida modernísimo con gestión de dependencias. Usamos gulp, grunt, bower, Jasmine, Phantom y un fork del Yarn que ha hecho un ruso y que baja las dependencias un 5% mas rápidol..”.

“Ya oiga, pero es que lo mío es una web. Una carnicería, ¿recuerda?… “… Si si, calle… Pero observe… puedo actualizar la versión de Angular con solo esta línea, y tengo todos los polyfills puestos en línea y en color azul-celeste… Y al transpiler le he puesto dos bujías nuevas. Y le regalo tres procesos Spark que hacen predicciones para el mercado de la chuleta de cerdo.

Y así estamos…