MasterCard ha anunciado que está estableciendo el estándar para la aceptación de los pagos sin contacto para los comercios que aceptan MasterCard y Maestro ® en Europa. La compañía ha asegurado que los consumidores podrán pagar con sus tarjetas contactless y dispositivos NFC en todos los puntos de venta habilitados en Europa para el año 2020.

Publicidad

«Los europeos ya pueden usar sus tarjetas contactless y sistemas móviles de pago NFC en 36 países de toda Europa y su entusiasmo por esta forma segura y fácil de pagar es evidente», ha comentado Javier Pérez, presidente de MasterCard Europa. «Está previsto que los teléfonos móviles con tecnología NFC se multipliquen por cuatro en los próximos cinco años, según IHS Technology. MasterCard quiere asegurar que los pagos móviles y contactless sean seguros y sencillos en cualquier lugar de Europa y que el consumidor pueda pagar como quiera y cuando quiera.»

Para ello, MasterCard está teniendo en cuenta la vida útil de los terminales de pago actuales de cara a la implantación de los nuevos, fijando unos plazos de cumplimiento suficientemente amplios:

  • Los terminales de punto de venta existentes pueden ser sustituidos al final de su ciclo de vida, pero con el 1 de enero de 2020 como fecha límite.
  • Los nuevos terminales deben cumplir con la nueva normativa antes del 1 de enero de 2016.

Como muestra de la rapidez con que esta tecnología está siendo adoptada por los consumidores, un *estudio, llevado a cabo por PRIME Research entre el 1 de noviembre de 2013 y el 30 de abril de 2014, sobre pagos contactless confirmó que los consumidores disfrutan de las ventajas de este sistema de pago y esperan que los comerciantes actualicen sus terminales lo antes posible.

De acuerdo con dicho estudio, los países de Europa donde los consumidores están más dispuestos a adoptar los pagos contactless e integrarlos en sus rutinas diarias son Reino Unido, Polonia, Rusia, Italia, Hungría y Francia. Concretamente en Reino Unido, los consumidores ven la aceptación de este sistema de pago y la adopción del mismo por parte de los comerciantes como un factor diferenciador importante en sus compras.