windows 95
windows 95

Han pasado algo más de 20 años desde que apareció un nuevo sistema operativo que posibilitó que la gente empezase a utilizar los ordenadores. Hablamos de Windows 95. Hoy, estamos habituados a cualquier tipo de tecnología pero en 1995 el uso del ordenador era para unos cuantos adelantados y frikis de las maquinitas.

Publicidad

Sí, Windows 95  supuso una revolución. Microsoft destinó una ingente cantidad de recursos al nuevo sistema operativo que se convirtió en el primer sistema operativo consumido en masa: por primera vez se pudieron ver largas colas en los grandes almacenes para comprar la nueva revolución informática. Lo más descable era la interfaz, sencilla, bien estructurada y que posibilitaba que cualquier usuario, sin tener conocimiento de informática pudiera utilizar pro primera vez en su vida, un ordenador. El botón de inicio era otro de los referentes de Windows 95. Tan es así que Microsoft lo suprimió en su versión 8 y ha tenido que volver a incluirlo en las posteriores actualizaciones.

La revolución Windows 95

Y es que, Windows 95 supuso una auténtica revolución. Hasta la presentación del iPad, los usuarios seguían utilizando en PCs y portátiles versiones posteriores de Windows, pero que todas ellas tenían la misma filosofía de Windows 95. Fue la aparición de la tableta de Apple, y estamos hablando de hace sólo seis años, la que cambió la forma en que el usuario trabajaba con pantallas grandes (los smartphones ya empezaban a asentarse, pero la gente no podía trabajar igual que con un ordenador). Hasta entonces todos los usuarios se seguían apoyando en equipos Windows. Es decir, Windows ha sido durante 15 años el principal acceso de la sociedad al mundo de la informática.

Así que lo lógico es que un usuario de Windows 7 sabría utilizar un Windows 95. De la misma forma que alguien que sólo utilizaba Windows 95 podía manejarse sin problemas en un Windows XP. Lógico, ¿no? Enlos últimos seis años, sin embargo, la utilización de nuevas interfaces, la aparición de otros sistemas operativos, el indiscutible liderazgo de las pantallas táctiles ha hecho que los denominados millennials hayan prescindido drásticamente del ratón, por ejemplo. Y entonces alguien les pone a utilizar Windows 95… y esto es lo que ocurre