Según un estudio realizado por la AEC, Asociación Española de Empresas de Consultoría, el periodo medio de pago de las comunidades autónomas a las empresas del sector de la consultoría es de 200 días, lo que supone una demora de más de medio año.

Publicidad

Este periodo llega a sextuplicar la cifra impuesta por el Gobierno a las comunidades autónomas para el pago a proveedores, fijado en 30 días para gastos de bienes y servicios.

La reiterada dilatación en el tiempo de abono de las facturas, por parte de las administraciones autonómicas, supone una circunstancia inasumible para las empresas del sector, ya que se ven obligadas a realizar un gran esfuerzo financiero para asumir la demora.

Para Manuel Pimentel, presidente de la AEC, “Estos plazos suponen que sea el propio sector el que indirectamente financie a las comunidades autónomas, a costa de sus propios recursos” Y añade: “Las empresas del sector para preservar el empleo de calidad se ven obligadas a realizar un gran esfuerzo financiero, ya que al tratarse de un sector basado principalmente en talento y, por lo tanto, en sus recursos humanos, no pueden permitirse diferir el salario de sus profesionales, su principal activo. De continuar esta circunstancia, podría llegar a tener consecuencias directas en el empleo, en la sostenibilidad y en la subsistencia de algunas empresas de consultoría. Evitarlo, y lograr una industria de la consultoría potente y adaptada a las auténticas necesidades del país, es responsabilidad de todos los implicados en este negocio”.