información empresarial automatización cloud y conectividad

Las empresas que usan las tecnologías disponibles en la nube para automatizar sus aplicaciones, así como procesos TI, tales como las pruebas, consiguen multiplicar por dos la frecuencia de actualización de su software de negocio y un 5% de ellas consiguen hacerlo de manera continua. Estos datos son una de las principales conclusiones de un informe de Capgemini y Sogeti que ha analizado los beneficios de la automatización cloud y en el que han participado 415 directores de tecnología de grandes empresas de 18 países de Europa, Estados Unidos y Asia-Pacífico caracterizadas por un alto porcentaje de aplicaciones y procesos residentes aún dentro de sus instalaciones (on premise).

Publicidad

Según este informe, (The automation advantage: Making legacy IT keep pace with the cloud), el 75% de las empresas más avanzadas en este proceso de automatización cloud han incrementado sus ingresos y sus beneficios y un 80% declaran haber ganado agilidad para la organización. A este respecto, el 75% de ellas afirman haberse basado en la automatización para innovar sus modelos de negocio y también un 80% afirma haber mejorado la satisfacción de sus clientes.

El 75% de las empresas más avanzadas en este proceso de automatización cloud han incrementado sus ingresos y sus beneficios

A este respecto cabe recordar que el informe Cloud native comes of age, elaborado por Capgemini en 2017, indicaba que la proporción de aplicaciones empresariales que serían nativas de la nube se multiplicará por algo más de dos en 2020, en una clara apuesta por mejorar la agilidad. Sin embargo, este nuevo estudio va más allá y pone de relieve que la automatización en la nube está impulsando, no sólo la agilidad de las organizaciones, sino también su versatilidad.

Retos para la automatización cloud

Según el informe, y a pesar de las ventajas evidentes, las empresas son reticentes a utilizar la tecnología de la nube para automatizar sus operaciones, básicamente debido a las preocupaciones que se suscitan en materia de seguridad. Así, lo manifiesta el 27% de las empresas y una 19% aduce como obstáculo, la protección de los datos, más aún desde la entada en vigor, en mayo pasado, del nuevo Reglamento General de Protección de Datos.

De hecho, y según el informe, esta última cuestión está ocupando gran atención y los directivos vinculados a las áreas de tecnología afrontan una presión considerable de la cúpula ejecutiva y los consejos de administración para asegurar que las iniciativas tecnológicas no creen nuevos riesgos de brechas de seguridad de los datos. No obstante, el informe señala que los proveedores de servicios en la nube son cada vez más diligentes y utilizan mecanismos de seguridad, como procesos de código, que garantizan una transición segura hacia la automatización.