Kroll Ontrack, proveedor en gestión de la información y recuperación de datos, confirma que durante la época estival, donde confluyen temperaturas inusuales y una falta de personal de TI debido a las vacaciones, se produce un aumento de la demanda de servicios de recuperación de datos.

Publicidad

Las olas de calor que se producen durante el verano en todo el país también pueden afectar a los equipos informáticos que poseen empresas y particulares. El calor no es un buen condicionante para los sistemas de almacenamiento, por lo que se debe extremar el cuidado de estos dispositivos que contienen todo tipo de información.

Existen diversos factores que pueden causar una pérdida de datos durante estos episodios de altas temperaturas:

• El error humano o los fallos del sistema no se van de vacaciones. Son las principales causas que originan la desaparición de la información, en cualquier época del año.

• Dejar el ordenador portátil, el tablet o móvil al sol durante largos periodos de tiempo puede afectar a su funcionamiento, ya que las temperaturas elevadas pueden contribuir a fallos del disco duro. También hay que tener cuidado en playas y piscinas, donde pueden caer al agua de forma involuntaria.

• La falta de personal y recursos de TI por las vacaciones aumenta la probabilidad de pérdida de datos en todo tipo de sistemas, incluyendo los dispositivos móviles como smartphones o tablets, portátiles y servidores.

• Esa falta de personal de TI puede llevar consigo que el usuario intente recuperar los datos por sí mismo. Los intentos malogrados de recuperación de datos pueden causar daños adicionales considerables, dejando la información en un estado irrecuperable. Existe un 75% más de probabilidades de éxito con unidades que no han sido abiertas previamente.

«A pesar de que la pérdida de datos puede ocurrir en cualquier momento, los tipos de recuperaciones que vemos en verano son un reflejo de las propias circunstancias, como las altas temperaturas y las vacaciones», explica Nicholas Green, director general de Kroll Ontrack Iberia. «Sin embargo, independientemente de la causa de la pérdida de datos, nuestra recomendación es que no se toque el sistema dañado y acudir a un experto. Regularmente observamos que existen daños adicionales en equipos por repetidos intentos de recuperación de datos que pueden fácilmente reducir las posibilidades de rescatarlos, y que son totalmente evitables”.