alexa viviendas inteligentes, Viviendo en una casa inteligente
alexa viviendas inteligentes, Viviendo en una casa inteligente

La tecnología avanza a pasos agigantados, brindándonos cada día nuevos avances espectaculares. Hasta hace unos años, el tener un dispositivo móvil con la capacidad de un pequeño ordenador parecía improbable, pero ahora es una realidad que no sorprende a nadie. Del mismo modo, las televisiones han pasado a ser “Smart Tvs”, y pueden conectarse a internet para ofrecernos todo tipo de contenidos adicionales. Así pues, queda poco para que las películas futuristas con casas inteligentes se hagan realidad.

Publicidad

Actualmente, ya existen varios prototipos de viviendas inteligentes, aunque sus características se van implementando poco a poco en las tradicionales. Una de las novedades más destacadas de estas nuevas casas es su facilidad para adaptarse a las estaciones de forma automática. El sistema propuesto es capaz de regular los mecanismos de calefacción y refrigeración en función de la temperatura que hace en el exterior. Aunque estas opciones podrán ser supervisadas por el usuario, en principio la idea es que una serie de sensores detecten nuestra presencia y activen o desactiven a su criterio el frío y el calor.

Otra función relacionada con el clima que espera instaurarse próximamente es la del sombreado automático, que evitará que los rayos de sol traspasen la ventana en las horas de calor más intensas. Con este método, se pretende evitar el calor y las molestias adicionales que los rayos puedan causar. También se espera que las casas inteligentes cuenten con sensores de humedad, con el objetivo de prevenir lluvias. En este caso, se atrasarán los riegos automáticos y se aprovechará al máximo los momentos de soleados del día.

Estas innovaciones no son las únicas que se han planteado para ahorrar en electricidad, agua y demás recursos, pues los electrodomésticos inteligentes también están programados para ello. Los frigoríficos incluyen además opciones de lo más curiosas, como la de controlar la comida que falta a través de una cámara interna o la de vigilar quién es su consumidor. A través de una app, notifica de las novedades y permite que su dueño regule la temperatura.

La domótica está repleta de sorpresas, desde objetos con cierta capacidad de razonar hasta dispensadores automáticos para que nuestra mascota tenga comida cuando no estemos. Aunque parezca que estos lujos no estarán al alcance de todos, lo cierto es que ya hay precios para todos los bolsillos. En un futuro cercano, nuestra casa será capaz de mejorarnos la calidad de vida.