El consumo de música a través de plataformas de pago legales en streaming está logrando acabar con las descargas ilegales en España, pero no a cambio de que los internautas paguen por escuchar canciones. El 63% de los usuarios de música digital solo consumen música gratuita, según el estudio InnovAction Music realizado por Ipsos para ISDI (Instituto Superior para el Desarrollo de Intenet) y presentado junto a Spotify.

Publicidad

El informe ha sido presentado esta mañana durante la jornada digital innovAction, en la sede del CAD (Centro de Aceleración Digital), y han intervenido el cofundador y CEO de ISDI, Nacho de Pinedo; el director de Spotify España, Javier Gayoso, y el cantante David Otero.

El 63% de los usuarios consume música gratuita a través de plataformas digitales. El 28% escucha música tanto gratis como pagada

innovAction es una iniciativa creada por ISDI para generar debate, encuentros, foros y analizar el fenómeno de la digitalización en los principales campos de la sociedad actual. En esta ocasión se ha centrado en la música con el objetivo de estudiar más a fondo la forma de consumo de la música digital en España.

Contenido del estudio

Las conclusiones más relevantes del estudio InnovAction Music son las siguientes:

Sobre los pagos y la piratería:

El 63% de los usuarios consume música gratuita a través de plataformas digitales. El 28% escucha música gratuita y música pagada, mientras que los usuarios que acceden exclusivamente a música de pago apenas representan el 9%. Estos últimos muestran características muy diferenciales con respecto al resto: son un grupo con clara mayoría femenina (60%), tienen entre 35 y 45 años, y usan, sobre todo, el smartphone para escuchar las canciones. El resto quiere música gratuita.

Dentro de la música de pago, el 18% de los consumidores compra físicamente en tiendas, el 12% adquiere CD’s online, el 9% compra por descarga y otro 9% paga servicios de streaming Premium.

Una cuarta parte de los usuarios, además, declara estar dispuesta a pagar 10 euros al mes a cambio de poder escuchar toda la música que desea como y cuando quiera.

– Aunque el 70% de los usuarios reconoce haber realizado descargas “piratas” en alguna ocasión, la práctica totalidad manifiesta hacerlo cada vez menos. Sólo el 7% de los internautas está aumentando sus descargas ilegales.

El foco de aumento de la “piratería” está en el grupo de consumidores varones, de edades comprendidas entre los 16 y los 24 años y que utilizan de forma mayoritaria el smartphone para escuchar música.

– Aunque las plataformas de ecommerce permiten adquirir canciones individuales de cada disco, el 56% de los usuarios sigue pagando álbumes completos.

Sobre plataformas y dispositivos:

– El estudio revela que los internautas conocen poco los servicios que ofrecen las plataformas de música en streaming y los infrautilizan. Muchos de los servicios son más apreciados que conocidos. Las mayores diferencias en este ámbito se establecen entre el grado de relevancia que conceden los usuarios a la posibilidad de escuchar música sin publicidad (72%) y los que saben que pueden hacerlo (47%); y en la valoración de disfrutar un sonido de máxima calidad (54%), un servicio solo conocido por el 25%.

Es significativo reseñar que los “heavy users” de smartphones son los que declaran un mayor conocimiento de los servicios de música en streaming.

La principal barrera que reconocen los usuarios para escuchar música a través de las plataformas de streaming es el consumo de datos móviles (un 73% de los casos).

o   Dentro de los servicios de música por streaming, Spotify es el más conocido, con amplia ventaja sobre los demás. Gana en todos los apartados: reconocimiento (83%), número de cuentas (70%) y servicio premium utilizado (16%).

Sobre los influencers:

– El 50% de los usuarios reconoce como prescriptores a su círculo próximo de amigos y familiares; la radio (47%) y YouTube (37%) copan los primeros puestos como influencers externos.

– Los hombres suelen fiarse más de los blogs y revistas especializadas mientras que las mujeres prefieren las recomendaciones de las plataformas de streaming y son también más fans de YouTube.

Sobre los hábitos de consumo:

– Una de cada dos personas utiliza las plataformas de contenidos en streaming, ya sean de video o de audio. YouTube se coloca en una posición relevante: el 50% de los usuarios se decanta por este canal para escuchar música aunque sólo es la alternativa predominante para el 9% de ellos.

– Curiosamente, la radio analógica es la forma preferida para escuchar música (68% de los consultados), seguida del MP3 (66%).

– Por lo que respecta a los dispositivos, el smartphone se perfila como el favorito (34%) aunque el ordenador tiene ratios de uso también elevado (23%).

– El usuario adapta también la forma de consumo a sus horarios, de manera que la radio analógica domina la primera hora de la mañana, mientras que YouTube es el rey de la madrugada. La escucha a través de MP3 apenas fluctúa a lo largo del día, mientras que los usuarios que aún consumen CD’s y vinilos los oyen más por la noche.

– La música tiene cabida en diferentes lugares. El señalado como principal por la mayoría de usuarios (79%) es el coche, seguido de la casa, en donde acompaña tanto a la obligación de las tareas del hogar (62%) como a los momentos de relax (57%).

– Los hombres son mayoritarios en escucha de música por streaming -tanto de pago como gratuito- y mediante  CD’s. Las mujeres se decantan más por la radio analógica, el MP3 y YouTube.

– Prima el consumo personal (80%) sobre el social (20%).