bancos instituciones financieras y ciberataques seguridad dinero
bancos instituciones financieras y ciberataques seguridad dinero

Las instituciones financieras (bancos y aseguradoras) se alzan con el dudoso honor de ser uno de los objetivos prioritarios para los cibercriminales. De este modo, este tipo de organizaciones sufren una media de 125 intrusionesi al año, tres veces más que hace seis años.

Publicidad

Víctimas de ataques cada vez más sofisticados, las empresas financieras están haciendo frente a consecuencias devastadoras. Así, y además de pérdidas de ingresos, estos altercados están socavando la integridad de los datos y los activos de los clientes, impactando en la reputación de las instituciones afectadas. En este contexto, un estudioii sobre B2B internacional revela que las organizaciones sufren, de media, pérdidas cercanas al millón de dólares (926.000 $) por cada incidente de seguridad cibernética.

En lo que respecta a los presupuestos que las entidades financieras destinan a combatir este tipo de ataques, estos son variopintos. Así, cuando se trata de hacer frente a un ataque de Denegación de Servicio (DDoS), las inversiones superan los 250.000 €, frente a los casi 100.000 $ que se reservan cuando se trata de un incidente de tipo ransomware. No cabe duda de que el daño causado por los ataques cibernéticos es funesto, por lo que adoptar medidas pragmáticas para protegerse contra tales incidentes resulta vital para las empresas en general, y para las financieras en particular.

Algunos ejemplos de ataques sufridos por instituciones financieras.

En general, el mundo de las finanzas se ha visto menos afectado que otros sectores por formas comunes de ataques cibernéticos como el malware. Sin embargo, este mercado ha quedado particularmente expuesto ante ataques dirigidos y DDoS.

También se ha observado un fuerte aumento en el número de usuarios infectados por troyanos bancarios, cuyo objetivo primordial es el robo de datos de los clientes. Finalmente, las instituciones financieras se están viendo afectadas también por el phishing dirigido, la ingeniería social y las puertas traseras que permiten a los delincuentes cibernéticos infiltrarse en los sistemas de información con total confidencialidad.

Implementando estrategias de defensa apropiadas

A raíz de este tipo de incidentes, lo cierto es que la seguridad cibernética supone ahora una preocupación mayor para los directores de los principales bancos y compañías de seguros. Este hecho queda reflejado, principalmente, por el aumento que han sufrido los presupuestos para la seguridad de los Sistemas de Información en los últimos años.

No obstante, y aunque ya estén bien equipados con soluciones establecidas, los bancos deben dar un paso más a fin de aprovechar los beneficios que nuevos enfoques, como la inteligencia artificial o las tecnologías de análisis, ofrecen. Dichas tecnologías les ayudarán a mejorar sus acuerdos existentes y a perfeccionar sus niveles de seguridad, permitiéndoles protegerse activamente frente a las nuevas amenazas mientras avanzan con confianza y éxito en su transformación digital.

Ciertamente, en un área tan sensible como la banca y los seguros, las empresas deben protegerse eligiendo tecnologías confiables, cuya fiabilidad y robustez se refleje en la certificación y clasificación al más alto nivel europeo.

Fuentes

i Cost of Cybercrime 2017. Estudio realizado por el Instituto Ponemon USA y Accenture, entre 254 compañías de siete países diferentes