concorcio Alastria
concorcio Alastria

El Instituto Ibermática de Innovación, i3B, se ha incorporado al consorcio Alastria, la primera red nacional del mundo para el impulso de Blockchain. Este consorcio sin ánimo de lucro está compuesto por las principales compañías españolas de sectores como banca, energía o telecomunicaciones, entre otros, y su objetivo es desarrollar esta tecnología llamada a convertirse en el nuevo ecosistema de intercambio de datos, capaz de acelerar la transformación digital de distintos ámbitos industriales y empresariales.

Publicidad

Blockchain puede convertirse en el mayor avance de la historia en la forma en la que se transfiere o comparte cualquier tipo de activo digital y esto le ha llevado a ser la tecnología más disruptiva del momento. Por este motivo, el Instituto Ibermática de Innovación, i3B, ha visto en Alastria un gran aliado, un punto de encuentro donde participar con grandes empresas y personas en la implementación de nuevos modelos de negocio y estándares sobre tecnología Blockchain.

El consorcio Alastria nace para acelerar la creación de ecosistemas digitales poniendo a disposición una plataforma colaborativa común. El ID digital será su foco principal a través del estándar de Identidad Digital ‘ID Alastria’, que permitirá que los ciudadanos tengan el control sobre su información personal de forma transparente siguiendo las directrices que marca la Unión Europea. De hecho, la idea es trascender el ámbito empresarial y por eso representantes de la Administración Pública y reguladores han manifestado su interés en colaborar con el consorcio Alastria.

El consorcio Alastria nace para acelerar la creación de ecosistemas digitales poniendo a disposición una plataforma colaborativa común

El desarrollo de la plataforma no se quedará en el crecimiento de su número de socios, sino en el desarrollo propio de la tecnología, que será abierto. De esta forma, Alastria pondrá a disposición de la comunidad recursos y contactos para que el ecosistema pueda crecer y ampliar sus beneficios potenciales a más empresas y usuarios.

En el consorcio también tendrá un papel relevante la comunidad universitaria. Actualmente ya se han cerrado varios acuerdos con centros académicos y se llevará a cabo un proceso abierto en el que irá sumándose un número relevante de instituciones y centros universitarios. El objetivo es el establecimiento de acuerdos que promuevan la investigación, experimentación y formación.

Tal y como explica Pablo Carretero, director de Blockchain de Ibermática, “buscamos desarrollar nuevos productos y servicios, acelerar la transformación digital de los procesos actuales y habilitar un nuevo paradigma de innovación colaborativo y multisectorial de forma eficiente. El hecho de ser el primer proyecto de este tipo nacido en el mundo, sitúa a las industrias de nuestro país a la vanguardia en materia de transformación digital”, asegura.