presidente gsma mwc los ángeles

Hasta el próximo jueves, la GSMA organiza en la ciudad norteamericana de Los Ángeles el Mobile World Congress dirigido al continente americano. Durante tres días, asistentes y empresas podrán ver y dar a conocer nuevos productos y servicios así como conocer las últimas tendencias del mercado de la movilidad. La conferencia inaugural de MWC Los Ángeles corrió a cargo del actual presidente del consejo de administración de la GSMA, el francés Stephane Richard, a su vez CEO de Orange, quien altertó de los riesgos que van a tener que afrontar operadoras, fabricantes y clientes si se continúa en la senda del proteccionismo.

Publicidad

El ejecutivo hizo referencia a que la industria dedicada al mercado de la movilidad es una de las más poderosas de todas toda vez que cuenta con 30 millones de empleados, y lleva invertidos alrededor de 2.700 millones de dólares en los últimos 20 años. Asimismo, apuntó que sólo en el desarrollo y puesta en marcha de la tecnología 5G, las compañías que conforman este mercado van a invertir más de 1.000 de dólares a corto plazo. Se trata por tanto, de una industria de éxito pero que puede ver frenado su crecimiento debido a factores externos.

El presidente de GSMA alertó sobre el riesgo real de que se produzca una fragmentación de un mercado que se caracteriza por trabajar con un amplio rango de estándares 

Richard alertó sobre el riesgo real de que se produzca una fragmentación de un mercado que se caracteriza por trabajar con un amplio rango de estándares y en el que existe una verdadera competencia que engloba tanto a los fabricantes como a las operadoras. Pero, en su opinión esa fragmentación se puede producir si se continúa con la guerra comercial y con una política dirigida a favorecer el proteccionismo. “En ese caso, se restringirá el acceso del mercado a componentes y productos clave para el desarrollo de este mercado lo que desembocará en una reducción de la competencia y un sensible incremento de los costes que irremediablemente van a terminar pagando los consumidores”, afirmó el presidente de GSMA.

No sólo eso. El directivo aseguró que esa política proteccionista significará que la industria móvil se fragmente ya que cada mercado empezará a desarrollar sus propias soluciones con lo que las implementación de soluciones estandarizadas dejará de tener sentido.

Privacidad

Richard también abordó otro de los retos a los que se enfrentan las sociedades y las empresas. Ese tiene que ver con la privacidad y el uso que se hace de los datos de los usuarios por parte de organizaciones y administraciones públicas. Bajo su punto de vista, Internet está cambiando y más concretamente, lo que cambia es el uso que los usuarios hacen de ella. Y es que, en estos momentos, los usuarios son cada vez más conscientes de la importancia que tiene que las empresas y los gobiernos no exploten y manipulen sus datos personales para su beneficio. Para Richard, “las empresas y organizaciones empiezan a ver cómo la falta de confianza por parte de los usuaruis puede suponer una barrera para el crecimiento en economías que están cada vez más impulsadas por los datos. Abordar correctamente la gestión de los datos personales y proteger a los clientes contra ciberataques debe ser uno de los primeros compromisos”.