Con motivo de la celebración para sus clientes del evento Extreme Now 2018, Ed Meyercord, presidente y CEO de  Extreme Networks, ofreció una rueda de prensa sobre cuáles van a ser las líneas estratégicas de cara a este año. El objetivo es ambicioso: intentar arrebatar a HPE el segundo puesto del mercado de networking mundial. Cisco, de momento, juega en otra liga. El máximo responsable de la compañía afirmó que aunque el objetivo puede sonar ambicioso, «HPE está perdiendo valor porque no se sabe muy bien dónde quiere ir. Lo cierto es que están demasiado centrados en sus problemas internos y actualmente están sufriendo descensos en ventas y también en su portfolio de producto. Claramente, Extreme Networks puede luchar con HPE por esa segunda posición del mercado».

Publicidad

Según el CEO de Extreme Networks la compañía puede luchar con HPE por la segunda posición del mercado de networking

Lo cierto es que el negocio de Extreme Networks parece ir viento en popa. Las compras llevadas a cabo el pasado año del negocio de networking de Avaya y la adquisición del negocio de redes de data center de Brocade han posibilitado el crecimiento espectacular de la firma: en el último año las acciones de la compañía han triplicado su valor, con un crecimiento del 201%.

La política de adquisiciones no parece, así mismo, que se vaya a frenar durante este 2018. Tal y como confirmó el propio CEO de Extreme Networks, «en los próximos dos meses no vamos a hacer pública ninguna adquisición, pero sí buscamos compañías que nos encajen y nos ayuden a mejorar nuestra posición en el mercado del networking. Uno de nuestros éxitos es que hemos comprado empresas y sin embargo no hemos cambiado la filosofía de la compañía que siempre se ha basado en satisfacer las demandas de nuestros clientes».

La compañía, gracias a las adquisiciones de Avaya, Brocade y Zebra ha aumentado de forma sensible su portfolio, que pasa a articularse en tres áreas: soluciones para el centro de datos, para redes de campus y para acceso a red. La compañía además se centrará en 2018 en desarrollar soluciones adaptadas a los diferentes mercados verticales y en tecnologías que aporten flexibilidad, reduzcan la complejidad y faciliten la gestión.