En España nos hemos acostumbrado a la banca online antes que otros países europeos. De hecho, somos el país más activo en la utilización de sistemas financieros online. Al menos asói se desprende de un estudio realizado por la compañía SlimPay especializada en pagos recurrentes online. Aspectos como la autenticación, o el uso de los distintos tipos de pago en cada país, se tratan en este estudio que analiza los hábitos de países como Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, España y Benelux, desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo. Con una muestra de más de 800 usuarios por país, el estudio realizado por SlimPay muestra una fotografía del actual modelo de consumo online en Europa.

Publicidad

España es un país muy activo en el uso de las nuevas tecnologías, y también lo es por tanto en el uso de sistemas financieros online, que facilitan el uso, contratación y pago de numerosos servicios y productos de todo tipo, ya sean bancarios, de telecomunicaciones, suministros o aplicaciones de ocio, entre otros muchos. En palabras de Jérôme Traisnel, CEO de SlimPay, “el mercado español es un mercado maduro en términos de sistemas financieros online y este estudio pone de manifiesto que cuenta con un background tecnológico muy sólido y una alta penetración de tecnología móvil que favorece esta situación”.

España, a la cabeza en el ranking en sistemas financieros online

El primero de los temas que analiza el estudio es el relacionado con el modelo de negocio por suscripción, es decir, aquellos en los que se facilita el pago a través de tarjeta o domiciliación bancaria para que de forma periódica, se vayan cobrando las cuotas correspondientes de forma automática, sin necesidad de hacer de forma proactiva el pago cada vez que es necesario. Entre los países que han participado en el estudio, España es el país en el que se obtiene una mayor cifra de suscripciones por parte de los usuarios. Concretamente, los españoles tienen una media de suscripciones de 5,7 por persona, casi el doble que los alemanes, que tienen una media de 3 suscripciones por persona o Italia, que tan sólo alcanza la media de 2,2 por persona. La ventaja de este modelo de suscripción, para la mayoría de los de los países en los que se ha realizado el estudio, es la tranquilidad que permite, al no tener que preocuparse por realizar el pago en la fecha correcta y temer un olvido.

España es un país muy activo en el uso de las nuevas tecnologías, y también lo es por tanto en el uso de sistemas financieros online

En España, al igual que en la mayoría de los países consultados, el 81% de los encuestados utilizan dichos modelos de suscripción para realizar el pago de cuotas relacionadas con telecomunicaciones (telefonía, ADSL , TV, aplicaciones, etc), y el 77% para el pago de otros suministros como la electricidad, el agua o el gas. Otras suscripciones representativas en España son las relacionadas con seguros y ahorros (67%) y el pago de impuestos (57%).

Un 40% de los españoles realiza sus pagos mediante el registro de tarjetas bancarias

Otro de los apartados que se analizan en el estudio es el relativo al registro de datos en los pagos online. Según el análisis de SlimPay el 41% de los españoles consultados afirmaron haber registrado los datos de sus tarjetas de débito o crédito para realizar sus pagos online, una cifra que se sitúa en la media del resto de países de Europa, destacando Reino Unido, con un porcentaje del 54%, y Benelux, por la cola, con sólo un 32%. El pago a través de tarjeta de débito es el sistema elegido por su seguridad en su mayoría por todos los países, excepto Italia, que considera el sistema E-wallet el más fiable y seguro.

Verificación a la hora de realizar pagos online

Uno de los puntos que más preocupa en cada uno de estos países europeos es la verificación o autenticación, para evitar posibles pagos fraudulentos o robos de datos bancarios que permitan realizar compras no autorizadas. En este sentido, España vuelve a situarse a la cabeza tanto en conocimiento en sistemas de autenticación como en su uso. Concretamente, el 67% de los encuestados españoles afirma haber utilizado un sistema de autenticación alguna vez, y el 90% de ellos considera que sus ventajas compensan con creces a sus desventajas.

En España, el sistema de verificación más utilizado es a través de SMS, con un porcentaje del 65%, seguido del uso de tarjeta de coordenadas (43%) y el de verificación a través de web o aplicación móvil (41%). Estos datos contrastan con los registrados por ejemplo en Alemania, donde sólo un 38% de los encuestados afirman haber utilizado un sistema de autenticación.

Hábitos de los europeos en domiciliación de pagos online

En materia de domiciliación de pagos prácticamente todos los países encuestados están muy igualados, excepto Reino Unido. La mayoría han oído hablar del IBAN y el SEPA, pero realmente menos del 50% sabe exactamente qué significan estos términos, quitando Alemania que demuestra un alto grado de conocimiento respecto a la media general.

Los requisitos para poder ejecutar una orden de domiciliación son perfectamente conocidos en todos los países. Alemania se sitúa a la cabeza en el uso de este método de pago online, con un 71% de los encuestados, e Italia en última posición, con un 49%. España se sitúa a mitad de la tabla con un 60%. Eso sí, según el estudio destaca en la práctica de validación de domiciliaciones a través de SMS, situándose en primera posición con un 70%, más del doble que Benelux, que se queda en un 34%