ERP en cloud
ERP en cloud

Subirse o no a la nube, ya no es lo más relevante en el entorno de las pequeñas y medianas empresas respecto a la evolución de su ERP. Más bien, este tipo de organizaciones tiene puestas sus expectativas en el desarrollo de la capacidad de integración con otras soluciones y en el incremento de nuevas y potentes funcionalidades en el ámbito de la gestión financiera, comercial, de producción o almacenaje.

Publicidad

Isabel Pomar, directora comercial y de marketing de Datisa dice que “las pymes van conociendo las ventajas de subir sus aplicaciones a la nube. También del ERP en cloud. De hecho, son cada vez más las empresas que han puesto en marcha iniciativas de este tipo, en el último año. Lo que sí está cambiando es la razón por la que se interesan por las soluciones en cloud, buscando ahora, más la colaboración, la inmediatez y la agilidad que proporciona esta tecnología que el ahorro de costes, argumento que esgrimían inicialmente”.

Por lo tanto, como apuntan desde el fabricante español de ERP para pymes, este tipo de organizaciones buscará en 2018 sistemas que apuesten por la gestión integrada de sus procesos. Es decir, soluciones capaces de interactuar con otro tipo de aplicativos también analíticos y predictivos y que proporcionen información más allá de los informes o reportes convencionales. “Hablamos de tendencia”, aclara Isabel Pomar que dice también que “las pymes buscan simplificar sus procesos, ser eficientes en su operativa y facilitar la toma de decisiones, y eso, no ha cambiado, si acaso a mejor, porque las pymes han tomado conciencia del impacto que todo esto tiene sobre la productividad, rentabilidad y competitividad de su negocio”.

La demanda del ERP en cloud sigue en alza en el entorno de la pyme por lo que se espera que siga la aceleración de la adopción de sistemas de gestión también a modo servicio

Por lo tanto, las pymes han cambiado el foco. Ahora ponen sus expectativas -de cara a 2018- en la capacidad de integración de su ERP, con otro tipo de soluciones incluso, con aquellas basadas en Business Intelligence o Inteligencia Artificial. Y, en cualquier caso, buscarán sistemas de gestión que impulsen la colaboración entre los distintos usuarios, con independencia del departamento en el que operen, o incluso, en la oficina o país desde el que trabajen.

Acceso en tiempo real a la información relevante, desde cualquier lugar y en cualquier momento es otra de las expectativas -resueltas en gran parte- de las pymes respecto a sus ERP. Acceso sencillo e inmediato, es decir, en tiempo real. Se trata de un pequeño detalle que aporta un valor significativo a la gestión del negocio.

No obstante, la demanda del ERP en cloud sigue en alza en el entorno de la pyme por lo que se espera que siga la aceleración de la adopción de sistemas de gestión también a modo servicio, o sea, en SaaS. Este modelo facilita la incorporación de la tecnología a la gestión y permite olvidarse de cuestiones técnicas al dejar en manos del proveedor, todo tipo de actualizaciones, mantenimiento o seguridad de la plataforma.