desayuno almacenamiento
desayuno almacenamiento

El debate comenzó con el análisis de la situación del mercado del almacenamiento. Todos los participantes aseguraron que se trata de un mercado que goza de buena salud. Así, para Israel Serrano, Country Manager de Infinidat, “es una situación buena porque estamos viendo un interés importante de las compañías derivado de las nuevas tendencias como big data, iot, etc.”. Por su parte, Javier Sánchez, Business Development Manager, Software Defined Storage de Red Hat apuntó que en la situación del mercado “influyen nuevas tecnologías como los contenedores porque están dando nuevas posibilidades de almacenar los datos. Al final los datos es el elemento más importante por eso el mercado está en alza”.

Publicidad

En opinión de Galo Montes, Director de Tecnología de HPE, la clave hay que buscarla en que “hay una necesidad brutal de almacenar datos. Ha cambiado la forma de almacenarlos y el mercado está ofreciendo la posibilidad de hacerlo y encima con modelos de pago por uso, por eso sube”. A estas opiniones, Rafael Arroyo, Director General Adjunto de Prosol, “aseguró que “hay startups, nuevos proveedores que han desarrollado nuevas aplicaciones para, por ejemplo, el sostenimiento de las aplicaciones legacy. Hay necesidades nuevas y antiguas que son atendidas por un enorme elenco de compañías”. Finalmente, Iván Abad, Technical Services Manager de Commvault consideró que “en el mercado cada vez crece más la información, con diferentes ubicaciones, cumplimiento de SLAs, etc. que se guardan en múltiples destinos, por eso el mercado crece. Creo que nos encontramos ante un mercado que va a seguir creciendo cada vez más”.

El papel de la nube

Al igual que ocurre en otros segmentos del mercado tecnológico, uno de los impulsores hay que buscarlo en la nube. Y es que cloud ha cambiado estrategias, formas de gestión, y también la manera en la que se consume la tecnología. El mundo del almacenamiento no es ajeno a esta situación y tal y como afirmó Iván Abad, “algunos de los datos que antes estaban on-premise se están moviendo a entornos cloud. Lo que teníamos almacenado, por ejemplo, en cintas, también se está moviendo a la nube. No es más que un modelo o una ubicación nueva”. Para Rafael Arroyo, la nube “tiene un impacto claro en la comercialización pero también en las arquitecturas del almacenamiento. El concepto scale out ha llegado a propuestas que van copiando el modelo para que la gente lo pueda copiar en su casa. Este ha sido uno de los grandes motores de negocio. Además hay que añadir la aparición de nuevos jugadores que mejoran las diferentes propuestas”. Por su parte, Galo Montes cree que “la nube ha afectado en que las cargas de trabajo se encuentran tanto en cloud como en el data center. Hay que tener, por tanto, soluciones de hibridación para poder coger el dato y poder moverlo de un entorno a otro. Por otro lado, los clientes nos demandan el pago por uso y el almacenamiento ahora se paga por tera, giga…”.

En definitiva son muchas las bondades y ventajas que ha aportado la nube para este desarrollo del mercado del almacenamiento. A todas las señaladas, el portavoz de Red Hat añadió que “la nube apareció como una alternativa y es verdad que la flexibilidad que se percibe en esos entornos ha hecho que el modelo tenga éxito”. Finalmente el country manager de Infinidat se mostró de acuerdo con esta afirmación y aseguró que “los proveedores de almacenamiento tradicional se han visto obligados a adoptar modelos de pago por uso. Desde el punto de vista financiero es mejor pero lo mejor sin duda es la flexibilidad que ofrece”.

Nube híbrida

Dentro de lo que está aportando la nube, parece que el modelo híbrido se está convirtiendo en el gran triunfador por parte de las empresas. No obstante y según afirmó Israel Serrano “el modelo híbrido no es más que cambiar modelos tradicionales de computación para adaptarse a otro modelo. La hibridación aporta elegir en donde quiere que se encuentren los datos y aplicaciones”. Para Javier Sánchez la clave está en que “se ha pasado de todo on-premise a un modelo de nube. Al final, lo que se está yendo es a un modelo intermedio. Esto para el almacenamiento es más complicado por que hay que mover datos de un entorno a otro”. Para Galo Montes de HPE, “nos encontramos con un modelo flexible que tiene ciertas limitaciones técnicas. En on-premise es al revés, es decir, un modelo que carece de limitaciones técnicas pero que no es nada flexible y por eso los fabricantes se están adaptando a converger las realidades de un lado con el de otro”.

El Software Defined Storage o Almacenamiento Definido por Software (SDS) es un elemento esencial en el desarrollo del mundo del almacenamiento

La nube híbrida tiene ventajas que básicamente se puede resumir en que intenta conjugar las bondades de los entorno on-premise y de cloud. En este sentido, el portavoz de Prosol afirmó que “cuando hablamos de hibridación estamos intentando sacar las ventajas de ambos entornos. En el legacy los datos pesan. En la nube, no. Con esto se generan problemas de latencia, consistencia, etc. Esto lo resolvemos teniendo los datos en múltiples sitios. Desde el punto de vista de la oferta hay propuestas solapadas y aquí la empresa tiene que hacer el análisis de cómo le saca el máximo partido a la nube y a la consistencia del on-premise”. Finalmente, Iván Abad de Commvault afirmó que “lo híbrido es una obligación para cualquier empresa existente porque hay muchas aplicaciones y no hay proveedor cloud que facilite subir todas esas aplicaciones al cloud. Esto no sucede con una startup que lleva todo a la nube directamente. No es sencillo el proyecto de mover algunas cargas a la cloud”.

El auge de SDS

Es sin duda la principal realidad del almacenamiento: el Software Defined Storage o Almacenamiento Definido por Software (SDS) es un elemento esencial en el desarrollo del mundo del almacenamiento. Y no es una tendencia sino algo que ya está plenamente implementado. El portavoz de de Infinidat afirma rotundo que “SDS es el presente. No hay ningún fabricante que sobreviva si no tiene un pensamiento basado en SDS porque éste permite ser más ágil solucionando problemas, a la hora de la integración, etc.”. Para el Javier Sánchez de Red Hat dice que el auge de SDS radica en que “puedes copiar las ventajas de la nube e ir a entornos de nube híbrida. Además, te evitas la parte de vendor locking por lo que negocias con el proveedor de software que más te interesa. Además, cuando una cabina termina su ciclo de vida, ¿cómo mueves esos datos a las nuevas? Con SDS todo mucho más sencillo, solo proporciona ventajas”. En la misma posición se situó el portavoz de HPE quien además añadió que “SDS aporta economía de escala que te permite crecer de forma ordenada y propicia la hiperconvergencia”.

Rafael Arroyo de Prosol hizo hincapié en la revolución que supone SDS. En opinión de este directivo, “el problema de SDS es para los proveedores plenamente establecidos ya que supone un problema para sus ganancias. La clave está en alinear el mundo del almacenamiento tradicional, con el nuevo. Las arquitecturas se tienen que alinear con esta idea. EL SDS va a ser la clave en un futuro pero necesita de una buena red de comunicaciones”. En esa misma línea se situó el representante de Commvault para quien “SDS es un presente que hay que integrar en los sistemas tradicionales porque van a tardar mucho en ser eliminados. Sin una capa de comunicaciones, efectivamente no hay nada”.

Hiperconvergencia

Uno de los elementos que más están dando que hablar es el de la hiperconvergencia. Tanto que en muchos lugares parece que se empieza a considerar como una moda. Los asistentes al desayuno, por regla general, lo consideraron un elemento esencial que se va a ir consolidando con el paso del tiempo. Así por ejemplo, Iván Abad consideró que “la hiperconvergencia no es una moda. Es una realidad, entornos scale out los encontramos en todos los fabricantes y al final, no se entiende ninguna evolución sin un entorno hiperconvergente porque te permite adaptare a las necesidades de los clientes”. Por su parte Rafael Arroyo de Prosol cree que la hiperconvergencia “no es algo que sirva para todo pero en un mundo SDS, vemos que la hiperconvergencia hace que el almacenamiento sea una pieza más que hay que implementar en un CPD automatizado”.

Uno de los fabricantes más importantes en el mundo hiperconvergente es HPE. Para el director de tecnología de la compañía, Galo Montes, “la hiperconvergencia es simplicidad. Los clientes necesitan simplificar y la hiperconvergencia ofrece muchas funcionalidades que permiten gestionar mucha cantidad de datos y muchos entornos. Puedes hacer muchas cosas. La hiperconvergencia viene para quedarse”.

Sencillez: esa es la clave. Tal y como apuntó el portavoz de Red Hat, “al final, la hiperconvergencia es una alternativa muy adecuada para múltiples entornos”. Finalmente, Israel Serrano de Infinidat considero que “lo importante es la infraestructura sea convergente. Cuando se desarrolla una tecnología lo importante es que sea lo más integrable posible”.