El desperdicio de tóner representa el 22% de los costes ocultos en impresión de las empresas españolas, según un análisis realizado por Toshiba Tec en España, entre 689 corporaciones y pymes de nuestro país. Según dicho análisis, se trata de un coste generalizado entre las empresas españolas, dado que hasta el 79% de ellas sustituye los consumibles de impresión cuando éstos disponen aún de, al menos, un 10% de tóner.

Publicidad

El análisis de Toshiba señala, además, que los parones de actividad a causa de averías o la falta de mantenimiento, son la otra razón fundamental de este tipo de costes ocultos y que representan el 34% de los mismos.

El desperdicio de tóner representa el 22% de los costes ocultos en impresión de las empresas españolas, según un análisis realizado por Toshiba Tec en España

Cabe recordar que, según IDC, los costes de impresión de una empresa suponen de media entre el 1% y el 3% de los ingresos anuales de una compañía y que la identificación de sus costes ocultos, así como la contratación de un proveedor profesional de servicios gestionados, pueden reducirlos hasta en un 30%.

IA para ahorrar

Con esta finalidad, Toshiba ha lanzado una solución de monitorización inteligente que garantiza la plena operatividad de sus impresoras y multifuncionales. Denominada T-Connect, predice posibles problemas como la falta de consumibles o averías, y evita parones en los trabajos de gestión documental.

T-Connect registra y analiza, en tiempo real, la información de uso y consumo de los equipos y la envía al centro de control remoto de Toshiba. Una vez procesada, esta información permite detectar rutinas y flujos de uso, para, por ejemplo, predecir los días de vida útil restantes de los consumibles y enviar cartuchos de reposición al cliente con antelación. Por otro lado, también contribuye a evitar los cambios por los usuarios de consumibles que aún no se han “agotado” completamente.

La solución también es capaz de predecir posibles incidencias técnicas, permitiendo una reacción proactiva o incluso su resolución remota o con la asistencia de un técnico. Además, permite modificar la configuración de los equipos y su actualización remota o mediante su programación en horario fuera de uso. T-Connect puede realizar estos servicios, incluso cuando la empresa cambie el direccionamiento de los equipos en su red corporativa.