¡Qué poco valoramos muchas veces los periodistas la repercusión de lo que escribimos!

Publicidad

No salgo de mi indignación después de escuchar comentarios negativos gratuitos sobre Huawei o encuestas a pie de tienda, preguntando a la gente si en este momento compraría un terminal de esa marca. Pues naturalmente que no, yo tampoco lo compraría ahora si no tuviera toda la información, pero ¿es justo hacer esa muestra?

¿De qué se culpa a Huawei? ¿Qué pruebas hay de las acusaciones que se le hacen? La realidad es que ninguna. Por eso es sumamente injusto el despliegue negativo que se ha hecho. No hay pruebas de delito, pero sí sentencia de culpabilidad. Gracias a esto, en el mejor de los casos, la marca china va a tener el peor año de su historia, porque, efectivamente, va a ser complicado que se revierta la situación.

¿Qué va a significar esta crisis? Os lo voy a contar: para los chinos, nada significativo. “Gracias” al régimen que tienen, en China no ocurrirá nada, seguirán vendiendo mucho y ningún empleado tendrá problemas para mantener su puesto de trabajo. ¿Y en el resto del mundo? De los 170.000 empleados que tiene la compañía, buena parte trabajan en otros 170 países. En España más de 1.200. Fuera del país asiático (por suerte) no tienen un régimen dictatorial que los proteja: si no llegan a los resultados requeridos, su futuro está en riesgo.

Esta es la cuestión: por algo que no se sabe qué es, que no hay nada probado, se pone en peligro no el futuro de una empresa, sino del conjunto de los trabajadores, que no tienen ninguna culpa. Pensemos cómo nos sentiríamos si nos ocurriera lo mismo en la empresa que trabajamos. Ayudar a divulgar una información no probada es una falta grave. Y los que se vengan del mal ajeno por temas personales, de manera ventajista y barriobajera, simplemente, son despreciables.

Si al final del proceso en marcha se demuestra que Huawei ha hecho algo malo, seré el primero en difundirlo. Mientras tanto, me parece tremendamente injusto.

PD. Para los listos: A Huawei se le ve poco por los elementos de publicidad de esta editorial….