computación cognitiva
computación cognitiva

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, quiere impulsar la computación cuántica en nuestro país. Para ello, la entidad pública se ha unido a la red IBM Q Network con el objetivo de liderar una plataforma IBM Q Hub de innovación en computación cuántica en España.

Publicidad

Para poder alcanzar este acuerdo, IBM aportará la tecnología de computación cuántica mientras que el CSIC aportará los investigadores expertos en física cuántica que desarrollarán esta nueva capacidad.

Una de las grandes ventajas es que la plataforma abre la entrada de la comunidad científica y empresarial española a una nueva era de la computación cuántica. Los investigadores del CSIC y de las instituciones y empresas que se unan a la plataforma podrán utilizar los sistemas cuánticos universales IBM Q para acelerar la investigación y las aplicaciones de la computación cuántica en España. De este modo, la plataforma de innovación cuántica IBM-CSIC desempeñará un papel clave en la preparación de España para aprovechar esta nueva era de la computación.

Los investigadores del CSIC y de las instituciones y empresas que se unan a la plataforma podrán utilizar los sistemas cuánticos universales IBM Q

Está previsto que los sistemas cuánticos se utilicen para resolver problemas específicos y muy complejos de forma más rápida y eficiente que un ordenador clásico, en sectores como la medicina, la ciencia de los materiales y los riesgos financieros, entre otros.

La primera institución que desarrollará junto al CSIC las capacidades de computación de esta nueva tecnología será la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

El papel de la nube

El objetivo del CSIC al liderar esta iniciativa es la de posicionar a España como uno de los líderes en Europa en materia de investigación de la computación cuántica. Para esto, el organismo, la Universidad Autónoma de Madrid y futuros miembros del hub podrán acceder a los sistemas cuánticos universales más avanzados y escalables disponibles hoy en día. IBM Q Network proporciona a las organizaciones que entran a formar parte de esta red recursos y acceso a la plataforma en la nube IBM Q Experience, a través de la cual se puede trabajar con sistemas universales de computación cuántica IBM Q de unos 20 cúbits.

Gracias a este acuerdo, los científicos de CSIC y la UAM podrán hacer experimentos y probar sus algoritmos cuánticos sobre un sistema IBM Q. Las investigaciones abarcarán diferentes campos de la ciencia, desde dinámica de fluidos, simulaciones del comportamiento de moléculas, o modelado de riesgos financieros. Se trata de investigación que podría llevar a crear nuevos materiales, diseñar nuevos fármacos o hacer mejores inversiones.