Compuware y SonarSource han presentado nuevas soluciones que permiten a los equipos DevOps conocer y validar con precisión qué cobertura de código de aplicaciones COBOL de entornos mainframe han sido sometidas a pruebas de testing y empleando los mismos procesos que si lo hicieran con Java u otros códigos dominantes en la actualidad.

Publicidad

Con esta nueva capacidad, Compuware facilita a los departamentos de TI la aplicación de las mismas disciplinas Agile, DevOps y de Integración y Entrega Continuas (CI/CD), tanto en los sistemas centrales de registro, como en los de interacción con clientes.

Las métricas de cobertura de código proporcionan información sobre qué cantidad de código fuente ha sido testeado durante una prueba, es decir, qué líneas de código se han ejecutado o no y qué porcentaje de una aplicación ha sido o no probado. Estas mediciones permiten a los equipos de TI comprender el alcance y la eficacia de sus pruebas, a medida que el código evoluciona hacia las fases de producción.

La herramienta de SonarSource, SonarQube, es una popular solución de calidad continua de código utilizada por más de 900 empresas digitalmente innovadoras

La información capturada es transmitida automáticamente, a través de Compuware Topaz for Total Test, a la herramienta SonarSource SonarQube, una popular solución de calidad continua de código utilizada por más de 900 empresas digitalmente innovadoras, lo que aporta a los equipos de DevOps una visión precisa y unificada de las métricas de calidad a lo largo de distintas plataformas.

La capacidad de gestionar la calidad continua del código en un entorno multiplataforma es muy valiosa para las grandes empresas, ya que la incorporación de nuevos productos digitales al mercado depende, en muchas ocasiones, de la actualización simultánea del código, tanto en los sistemas mainframe back-end de registro, como en los sistemas de interacción front-end móvil/web.

De manera más concreta, la integración entre Topaz for Total Test y SonarQube permite a los equipos de DevOps: tener visibilidad de la cobertura del código que se promociona, de todos los componentes de las aplicaciones y en todas las plataformas; mejorar el rigor de la gobernanza digital con una aplicación estricta de las políticas de control de la calidad en el mainframe sobre errores de codificación, pérdida de datos, vulnerabilidades de credenciales, etc. y acortar los ciclos de retroalimentación para acelerar los tiempos de consecución de beneficios y abordar con mayor rapidez los déficits de especialistas en COBOL, así como los cuellos de botella en los procesos DevOps en el mainframe.