Cloudera y Hortonworks han llegado a un acuerdo por el que ambas compañías se fusionan en términos de igualdad. La transacción, que ya ha sido aprobada por los Consejos de Dirección de ambas empresas, da lugar a la plataforma de datos de última generación líder en todo el mundo. Esta fusión establece un nuevo estándar de gestión de datos en nube híbrida en la industria, lo que acelera la adopción tecnológica de los clientes, el desarrollo de comunidades y el compromiso de los partners.

Publicidad

La unión de Cloudera y Hortonworks da lugar a la plataforma de datos de última generación líder en todo el mundo

Tom Reilly, CEO de Cloudera, ha afirmado que “nuestros negocios son altamente complementarios y estratégicos. Al juntar las inversiones de Hortonworks en gestión de datos end-to-end con la potencia de Cloudera en almacenamiento de datos y machine learning, ofrecemos al mercado la primera empresa de datos en la nube del mundo, desde el  Edge hasta la Inteligencia Artificial. Esta visión permitirá a nuestras compañías avanzar en un compromiso compartido por el éxito de nuestros clientes en su búsqueda de la transformación digital”.

“Esta convincente fusión creará valor para nuestros respectivos stakeholders y permitirá a los clientes, partners, empleados y a la comunidad de código abierto beneficiarse de ofertas más potentes, a una mayor escala y con un coste más competitivo”. Así lo ha indicado Rob Bearden, CEO de Hortonworks, que ha añadido que “juntos, nos posicionamos para continuar creciendo y competir en la corriente del Internet de las Cosas, la gestión de datos, el almacenamiento de información, machine learning e Inteligencia Artificial así como en los mercados de nube híbrida. De este modo, tendremos un conjunto de ofertas que  permitirá a nuestros clientes capitalizar el valor de los datos”.

Bajo los términos de este acuerdo, Cloudera controlará aproximadamente el 60% de la nueva compañía, mientras que a Hortonworks le corresponderá el 40% restante. De este modo, los accionistas de Hortonworks recibirán 1.305 acciones de Cloudera por cada acción que tengan, basado en una media de los últimos 10 días del ratio de intercambio de acciones entre ambas compañías (desde el 1 de octubre de 2018). Ambas compañías se disuelven de este modo en su totalidad, ofreciendo a la nueva empresa un valor conjunto de 5.200 millones de dólares (precio del 2 de octubre).