La filial de Deutsche Telekom, T-Systems, acaba de desarrollar una nueva solución con la que pretenden simplificar la gestión de los entornos cloud complejos. Esta nueva solución de gestión de Multicloud y Cloud Híbrida permite que los clientes puedan administrar los sistemas de cloud públicos y privados según sus necesidades, a la vez que se benefician de las ventajas de los servicios en la nube de AWS, Google o Microsoft Azure.

Publicidad

La gestión de entornos cloud complejos se ha convertido en una realidad dificultosa para muchas empresas debido a las diferentes necesidades de cada uno de los usuarios. A esto hay que sumarle que muchas compañías han apostado por utilizar una combinación de nubes públicas y privadas de diferentes proveedores usando sistemas heredados que se han quedado obsoletos. Por ello, uno de los retos a los que se enfrentan los CIO es el de ofrecer la mejor solución posible a sus usuarios.

La solución para la gestión de entornos cloud complejos Multi & Hybrid Cloud Management (MHCM) de T-Systems no cuenta con capas de abstracción y proporciona a las empresas una mayor flexibilidad

“Nuestro objetivo es amplificar el Cloud desarrollando soluciones para crear un entorno unificado de sistemas Cloud, que ayude al CIO a conocer desde los costes de las plataformas que utilice, hasta el rendimiento y uso que se hace de cada una de ellas en tiempo real. El objetivo es permitirle hacer un uso optimizado de todas las opciones de Cloud que existen ahora mismo en el mercado, ampliando los beneficios al poder combinar soluciones tan potentes como Azure, AWS o Google Cloud en un mismo entorno”, comenta David Mañas de T-Systems Iberia.

La solución para la gestión de entornos cloud complejos Multi & Hybrid Cloud Management (MHCM) de T-Systems se presenta como una herramienta para afrontar esta realidad ya que no cuenta con capas de abstracción y proporciona a las empresas una mayor flexibilidad y eficiencia. Además, mejora la gestión de costes de los sistemas cloud, mejorando la transparencia en los costes de funcionamiento de todas las plataformas utilizadas por la empresa en un mismo interfaz, y además incluye soluciones de Gobierno del Cloud, para garantizar el cumplimiento de los derechos de acceso y normas de seguridad aplicables en cada caso.

Dentro de esta solución, T-Systems ha incluido la funcionalidad Service Wrapper, que ofrece un marco de trabajo para el desarrollo de aplicaciones en la nube que se gestionen y ejecuten de forma eficiente, siguiendo las directrices internas de la compañía.

«En el desarrollo de la solución para la gestión de nubes híbridas y multicloud, es muy importante para que nuestros clientes mantengan una flexibilidad total», explica Max Ahrens, CTO de T-Systems. «Queremos que puedan aprovechar al máximo las innovaciones que ofrecen las distintas plataformas en la nube, pero sin perder su capacidad de gestión».