Grupo de ciberespionaje Chafer ataca embajadas con software espía
Grupo de ciberespionaje Chafer ataca embajadas con software espía

Los analistas de Kaspersky Lab han detectado numerosos intentos de infectar sedes diplomáticas extranjeras en Irán con un software espía de fabricación casera. Parece que los ataques utilizan una versión actualizada de Remexi (backdoor). En esta campaña también se han utilizado herramientas legítimas. El Backdoor Remexi tiene vinculación con el presunto grupo de ciberespionaje Chafer, asociado anteriormente con acciones de cibervigilancia a individuos de Oriente Medio. Los ataques a las embajadas podrían sugerir un cambio de orientación en este grupo.

Publicidad

El Backdoor Remexi tiene vinculación con el presunto grupo de ciberespionaje Chafer, asociado anteriormente con acciones de cibervigilancia a individuos de Oriente Medio

Remexi fue detectado por primera vez en 2015, cuando el grupo de ciberespionaje Chafer lo utilizó para una operación de cibervigilancia dirigida a personas y organizaciones en todo Oriente Medio. El hecho de que el backdoor utilizado en la nueva campaña tenga similitudes de código con muestras ya conocidas de Remexi hace que los analistas de Kaspersky Lab lo vinculen, con cierto grado de confianza, a Chafer.

El nuevo malware Remexi es capaz de ejecutar comandos de forma remota y hacer capturas de pantalla, de datos del navegador, incluyendo credenciales de acceso del usuario, datos e historial de inicio de sesión y cualquier texto escrito, entre otros. Los datos robados se filtran mediante la aplicación legítima Microsoft Background Intelligent Transfer Service (BITS), un componente de Windows diseñado para habilitar las actualizaciones de Windows en segundo plano. La tendencia a combinar malware con código legítimo ayuda a los ciberdelincuentes a ahorrar tiempo y recursos cuando crean el malware y hacer más complicada la atribución de su autoría.

Cuando hablamos de posibles campañas de ciberespionaje patrocinadas por gobiernos, las personas a menudo imaginan operaciones muy sofisticadas mediante el uso de herramientas desarrolladas por expertos. Sin embargo, los individuos detrás de esta campaña de spyware se parecen más a administradores de sistemas que a sofisticados actores de amenazas: saben cómo codificar, pero su campaña se basa más en el uso creativo de herramientas que ya existen, que en ofrecer técnicas nuevas y avanzadas o en la arquitectura elaborada de código. Sin embargo, incluso las herramientas relativamente más simples pueden llegar a causar un daño importante, por lo que sugerimos a las organizaciones que protejan su valiosa información y sistemas contra todos los niveles de amenazas, así como usar la inteligencia sobre amenazas para entender cómo está evolucionando el panorama”, dijo Denis Legezo, analista de seguridad de Kaspersky Lab.

Los productos de Kaspersky Lab detectan el malware Remexi actualizado como Trojan.Win32.Remexi y Trojan.Win32.Agent.