Canon  ha anunciado el lanzamiento de las EOS 2000D y EOS 4000D, sus últimas cámaras réflex digitales (DSLR) para principiantes. Con una amplia variedad de funciones muy prácticas y fáciles de usar, estas cámaras están pensadas para satisfacer las necesidades, al contar historias, de aquellos que comienzan a dar sus primeros pasos en la fotografía con cámaras de objetivos intercambiables, así como para quienes quieran captar con facilidad fotos con un gran detalle y calidad DSLR, así como vídeos Full HD con aspecto cinematográfico.

Publicidad

La EOS 2000D incorpora un sensor APS-C de 24,1 megapíxeles mientras que la EOS 4000D utiliza un sensor APS-C de 18 megapíxeles

Las nuevas incorporaciones a la gama DSLR de iniciación de Canon, las EOS 2000D y EOS 4000D, han sido diseñadas para personas que busquen nuevas experiencias y que quieran compartir sus aventuras en las redes sociales rápidamente. La potente combinación de la tecnología del sensor APS-C, el procesador de imagen DIGIC 4+, la conectividad Wi-Fi constante y las sencillas guías de funciones, con la que cuentan las cámaras, permite captar historias y compartirlas mediante fotos con alto nivel de detalle y vídeos Full HD.

La EOS 2000D incorpora un sensor APS-C de 24,1 megapíxeles mientras que la EOS 4000D utiliza un sensor APS-C de 18 megapíxeles; ambas cámaras permiten contar llamativas historias con un extraordinario control sobre la profundidad de campo, para captar imágenes con fondos desenfocados. Además, también es posible hacer fotos detalladas y evocadoras durante las aventuras nocturnas, gracias a que ambos modelos pueden fotografiar con una sensibilidad de hasta 6.400 ISO, ampliable hasta 12.800 ISO.

El procesador de imagen DIGIC 4+, utilizado en ambas cámaras, potencia el modo de Escenas Inteligente Automático de Canon, que permite fotografiar con tan solo apuntar y disparar, con unos resultados excelentes, ya que este optimiza de forma automática cada toma. El rápido y sensible procesador de imagen DIGIC 4+ permite, también, grabar vídeos Full HD con ambos modelos, dando vida, con vídeos de aspecto cinematográfico, a tus recuerdos.

Además de la pantalla LCD trasera (de 7,5 cm en la EOS 2000D y de 6,8 cm en la EOS 4000D), ambas cámaras cuentan con un visor óptico montado en el centro, que facilita una experiencia fotográfica auténtica, permitiendo contar historias tal como fueron vistas. Los momentos decisivos de las historias que van transcurriendo se pueden captar gracias a un sistema autofoco rápido y preciso, con nueve puntos de enfoque y el disparo en serie a una velocidad de hasta 3 fotogramas por segundo (fps).

Ambas cámaras disponen de Wi-Fi para una conectividad constante con smartphones mediante la aplicación Canon Camera Connect (iOS y Android), lo que permite a los aventureros disparar y compartir sus contenidos en las redes sociales rápidamente, mientras van de un sitio a otro. Además, es posible hacer una copia de seguridad de las nuevas imágenes, en irista, el servicio en la nube de Canon, mediante una conexión Wi-Fi, lo que garantiza que nuestras historias y recuerdos compartidos nunca se perderán.

Estos procesos son aún más sencillos con la EOS 2000D, gracias a la integración del sistema Near Field Communication (NFC), que permite establecer una conexión Wi-Fi a un smartphone con tan solo tocar el dispositivo con la cámara (disponible para dispositivos Android compatibles).

Ambos modelos incluyen unas sencillas guías de funciones incorporadas en la cámara, perfectas para los que quieran mejorar su potencial al contar historias al dar un paso más desde su smartphone. Ambas cámaras disponen de seis ajustes de imagen, además de los modos automáticos básicos, así como de una amplia gama de filtros creativos, que permiten experimentar con el control manual y disfrutar de libertad artística para contar historias dinámicas y emocionantes. Aquellos usuarios que se embarquen en su primera aventura con cámaras réflex digitales (DSLR) también se beneficiarán de la aplicación Guía Canon Foto, que proporciona los consejos necesarios para sacar el máximo partido a las cámaras.

La excelente duración de la batería de la EOS 2000D y EOS 4000D permite captar aproximadamente 500 fotografías o una hora y 30minutos y una hora y 15 minutos de vídeo HD, respectivamente, dando gran tranquilidad en las largas aventuras en exteriores y la libertad para explorar.