Mobile World Congress
paletada MWC

Acabada una nueva edición del Mobile World Congress, se puede afirmar que por primera vez el mundo del smartphone está maduro: los nuevos terminales ya no sorprenden y la feria torna hacia otras tendencias. Además, por primera vez la política se ha adueñado de la feria.

Publicidad

Mal le va a ir a Barcelona con este evento tecnológico si los políticos continúan instalados en la paletada. Desde la noche anterior a la inauguración, la clase política intentó aprovechar la visibilidad que da la feria para vender su discurso. El primero, el presidente Puigdemont que a la primera oportunidad que tuvo se lanzó a proclamar el discurso independentista: “Barcelona siempre será la anfitriona de este evento (algo que está por ver sea o no Cataluña independiente) y siempre serán bienvenidos los ministros de cualquier país, comenzando por los de España, obviamente”.

El siguiente aspecto destacable tuvo que ver con la huelga de metro que afectó a la Ciudad Condal en dos de los cuatro días de feria. Los atascos y la colas no se hicieron esperar y el CEO del comité organizador John Hoffman optó por no asistir a la inauguración en señal de protesta. La alcaldesa Ada Colau ya aterrizó con mal pie en la alcaldía con respecto a este evento cuando afirmaba que iba a revisar las condiciones (para luego dar marcha atrás) y replantearse su presencia. Finaliza el evento con el organizador enterrando hacha de guerra después de haberse planteado seriamente, por primera vez, el traslado a otra ciudad ante la incompetente labor del Ayuntamiento barcelonés.

No sólo eso, sino que el martes, día en el que no había jornada de huelga, el metro sufrió una avería a primera hora de la mañana. Este hecho provocó el primer caso de oportunismo político: la presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, no desaprovechó la oportunidad para lanzar mensajes a través de Twitter sobre las bondades y modernidad que ofrece la capital de España con respecto a la “atrasada” Barcelona. En definitiva, los políticos han convertido al MWC en una paletada sin caer en el riesgo que supondría perder una feria de estas características.

Novedades

Lo que no fue una paletada, menos mal, fueron las novedades presentadas durante la feria: 5G, IoT y algún teléfono móvil fue lo más destacado. Comenzando por el apartado de los smartphones, destaca el primer móvil modular. Es el más novedoso de toda la feria y por ello, el mejor: el LG G5. La primera ventaja es que se puede sacar la batería: el usuario ya no tendrá que llevar al servicio técnico el móvil para que se la cambien o podrá llevar dos baterías sin tener que esperar a que un adaptador portátil la cargue haciendo complicada eso que llamamos: movilidad.

La ventaja además, es que gracias a ser modular permite por ejemplo mejorar la cámara del LG G5 haciendo que el smartphone se convierta en una auténtica cámara profesional. LG Cam Plus, es el módulo que permite mejorra esa cámara y le añade además 1.200 mAh de batería. Si lo que queremos es mejorar el sonido sin necesidad de incorporar un altavoz Bluetooth, la compañía surcoreana ha desarrollado conjuntamente con Bang & Olufssen un altavoz que se incorpora al teléfono a través del mismo módulo por el que se cambia la batería. Otras inovaciones modulares son la cámara de 360º, y un visor de realidad virtual. En cuanto al diseño, LG también lo ha mejorado sensiblemente frente a su predecesor, el LG G4.

Su competidor, Samsung, lanzó su nuevo buque insignia: el Galaxy S7. Sí, mejora el procesador y añade alguna característica más pero, en cuanto a diseño es prácticamente calcado al modelo anterior. No destaca y por ello, los coreanos deberían replantearse su estrategia en un mercado tan maduro como el del smartphone, que apenas deja ya margen de beneficio, como se pueden ver en los malos resultados que últimamente presentan desde Seúl.

Tabletas y PCs

Sí, vuelve el PC. Los equipos, que estaban muertos hace unos años han aparecido con fuerzaen esta edición del Mobile World Congress. Lo hacen bajo la apariencia de híbridos y en la mayoría de los casos imitando el diseño de la exitosa Surface de Microsoft. De entre todas destaca la tableta-PC de la china Huawei. El MateBook es un portátil 2-en-1 diseñado para satisfacer las necesidades de los usuarios de negocios. Basado en el éxito de Huawei a la hora de ofrecer dispositivos de consumo móviles de gama alta potentes y con un bonito diseño, el MateBook se define a sí mismo como una herramienta de productividad móvil que integra de manera impecable movilidad, alta eficiencia, trabajo y entretenimiento. Con un precio que rondará entre los 600 y 700 euros, el MateBook responde a la demanda de dispositivos portátiles inteligentes y elegantes que permitan a los usuarios estar conectados en cualquier situación. Diseñado como una solución completa para usuarios que disfrutan de la flexibilidad de un dispositivo convertible, el MateBook es un producto premium que conjuga perfectamente movilidad, productividad y diseño.

IoT y realidad virtual

O al revés, porque la realidad virtual se ha colado como la estrella de esta edición del MWC, aunque sólo sea por la imagen que ha recorrido medio mundo en la que nadie se da cuenta de la presencia del fundador de Facebook a una presentación por encontrarse todos los asistentes con unas gafas de realidad virtual puestas. Más allá de éstas, destaca la habitación virtual presentada por Fujitsu: un espacio donde libera a las  personas de pantallas, tabletas, dispositivos inteligentes y desarrolla una habitación donde podemos proyectar y mover con nuestras manos la información que habitualmente compartimos con nuestros dispositivos.

En cuanto a IoT destaca la realidad del coche conectado. De hecho los fabricantes de automóviles han robado protagonismo a los fabricantes de móviles tanto por las soluciones presentadas como por la presencia de grandes estrellas, como Lewis Hamilton que acompañó a Mercedes para hablar de las herramientas de Big Data y los beneficios que aportan al mundo de las cuatro ruedas.

En este sentido, y por primera vez, se presentó un coche. Corrió a cargo de Ford que utilizó el marco de la feria para presentar el nuevo Kuga. Esta empresa, confirmó la llegada a Europa de la tecnología de conectividad SYNC 3 y anunció que va a triplicar sus inversiones en ingeniería de tecnologías semiautónomas de vehículo como parte del esfuerzo de la compañía por expandir su plan Ford Smart Mobility. El fabricante, apuesta claramente por IoT ya que anunció que está inmersa en una transición de compañía automovilística a compañía de automóviles y de movilidad gracias a Ford Smart Mobility.

Finalmente destaca el lanzamiento conjunto entre Deutsche Telekom, Orange, Singtel y Telefónica, a través de Telefónica Open Future, de la plataforma Go Ignite; una nueva marca para forjar una alianza, creada en septiembre de 2015, para conectar entre sí los ecosistemas emergentes de Asia, África, Europa, América Latina y Oriente Próximo. Para coincidir con esta fecha, Go Ignite lanza también su primer llamamiento global para startups con el objetivo de que presenten sus proyectos en una de las cinco categorías siguientes: Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés), ciberseguridad, análisis de grandes datos, difusión de contenido y mejora de la experiencia del cliente.

Esta alianza ofrece un programa de ayuda para que las mejores empresas emergentes puedan encontrar oportunidades de desarrollo empresarial, acelerar la comercialización de sus innovaciones y proyectar su negocio más allá de su mercado nacional.