En la última década, la aparición de las criptomonedas ha dado mucho que hablar. En un mundo cada vez más digital, muchos las consideran la divisa del futuro, mientras que otros no terminan de confiar en el uso del dinero digital. Pocos serán los que no hayan oído nunca hablar del Bitcoin, del auge de las criptomonedas, de la controversia creada alrededor de estos y si deberíamos invertir en criptomonedas.

Publicidad

Pero, si empezamos desde el principio, ¿qué son las criptomonedas?

Las criptomonedas son una alternativa al dinero tradicional tal como lo hemos entendido hasta ahora, una moneda digital independiente de ningún gobierno. Es una moneda descentralizada puesto que no está regulada por ninguna entidad, lo que permite realizar transacciones de dinero de forma privada sin que conste registro de ello en bancos ni en las autoridades. En su lugar, el control de la moneda y las transacciones financieras se almacena en una base de datos descentralizada pública conocida como cadena de bloques, blockchain es el término más extendido.

Invertir en criptomonedas, ¿Sí o no?

La primera criptomoneda fue el Bitcoin, creado en 2009 por Satoshi Nakamoto, aunque aún hoy se desconoce quién está detrás de ese nombre, incluso si pudo ser la creación de un grupo de varias personas. El Bitcoin supuso el comienzo de nuevas transacciones financieras sin el control de gobiernos ni entidades de confianza, de forma internacional y en el anonimato. El valor del primer bitcoin correspondía a 1 $=1.309,03 BTC y la primera transacción fue la compra de una pizza con 10.000 bitcoins.

No tardaría en hacerse paso a un mercado de valores y el valor del Bitcoin se disparó en 2010. El crecimiento de la criptomoneda no se daría sin controversia desde entonces hasta su auge en 2017. El anonimato y la falta de regulación que ofrece la divisa digital empezó a ser causa de preocupación para las autoridades, por lo fácil que resulta su uso en mercados ilegales para fines como delitos, evasión de impuestos, blanqueamiento de dinero o terrorismo.

Pero las criptomonedas, y tras el Bitcoin, miles de otras criptodivisas creadas con el mismo fin de una alternativa de dinero digital descentralizada, han sabido seguir creciendo y encontrando la forma de proteger el blockchain y la información de los usuarios de hackers informáticos y otros peligros en internet.

Hoy en día, las criptomonedas se aceptan como método de pago en internet en varias empresas y grandes multinacionales como Microsoft, Dell, Time Inc, Virgin Galactic o Reddit, entre otras. En agosto de 2019, el valor de Bitcoin se acerca a los 10.000 dólares.

No queda duda de que el sector de las criptomonedas puede dar mucho juego a los inversores. Muchos se han convertido en millonarios de un día para otro, pero conviene recordar que muchos otros lo han perdido todo. Se trata de un mercado muy volátil, pero en el que una inversión informada y controlada puede traer muchos beneficios.

A la hora de invertir en criptomonedas, dada la naturaleza de estas, es importante hacer los deberes y estudiar bien cuáles son, cómo funcionan y todo sobre estas. Otras recomendaciones, dado lo volátil del mercado, incluyen no invertir dinero que no podamos permitirnos perder, diversificar lo máximo posible y realizar nuestras propias investigaciones sobre las criptodivisas con más potencial de crecimiento, con cuidado de no caer en estafas.

¿La previsión del Bitcoin y otras criptodivisas? Es difícil encontrar una previsión clara. Para muchos, 2017 fue sin duda el año de las criptomonedas, mientras que 2018 supuso una caída importante. Por el momento muestran una tendencia a la baja, pero los inversores deben estar atentos, las criptomonedas han llegado para quedarse.