contabilidad de triple entrada y blockchain
contabilidad de triple entrada y blockchain

Algo básico en cada transacción de negocio es la confianza. Sin ella, la rueda del comercio no puede girar. Sin embargo, en el mundo empresarial digital actual hay pocas cosas tangibles y físicas que podamos utilizar como prueba para establecer y dar soporte a la confianza en las relaciones comerciales.

Publicidad

El rastro del papel, los historiales comerciales, el movimiento de productos y los trabajos físicos solían ser parte para establecer la confianza entre las distintas partes de una transacción que no se conocían previamente. Esto es particularmente cierto en servicios financieros y bancarios, donde las líneas de crédito como un descubierto, el factoring de créditos o facturas, se amplía a una de las partes basándose en la confianza más que en la titulización.

Tanto los pedidos como la facturación o la provisión de servicios de negocio pueden ser completamente digitales y no un movimiento físico de bienes entre A y B. Esto puede hacer que sea difícil para un negocio, especialmente para uno pequeño, ganar la confianza de un banco o una entidad prestataria. Sin evidencia tangible de la actividad de negocio, es complicado para un pequeño negocio mostrarse como una inversión sólida para un banco. Demostrar que el negocio tiene una verdadera cartera de proyectos y de ingresos facturados puede resultar complicado, o al menos ineficiente. Un montón de facturas arrugadas es un punto que pocos bancos considerarán como base para prestar dinero.

La contabilidad de triple entrada es un concepto para la contabilidad de pequeñas empresas que utiliza blockchain

En este entorno, los negocios actuales necesitan una manera diferente de acceder a la confianza y la liquidez de los proveedores que necesitan para progresar. Desde el segmento de la tecnología contable, estamos trabajamos con profesionales para desarrollar soluciones que permitan que esto suceda. Una de dichas soluciones es la contabilidad de triple entrada. Algo que se inició a finales de los 80, se ha actualizado para hacer realidad un modelo contable en el que todas las anotaciones que involucran a terceras partes estén selladas criptográficamente y verificadas por una tercera entrada. De esta forma, cualquier transacción registrada, tanto una factura como un pedido, es una transacción real con una expectativa real de pago.

El papel de la contabilidad de triple entrada

La contabilidad de triple entrada es un concepto para la contabilidad de pequeñas empresas que utiliza blockchain, de manera que las entradas comerciales sean verificadas por todas las partes involucradas en la transacción. En pocas palabras, blockchain es una capa digital distribuida a prueba de manipulaciones. Nacido de la criptomoneda bitcoin, blockchain era el sistema de contabilidad subyacente, que permitía a todos los usuarios de la moneda bitcoin registrar y realizar un seguimiento de las transacciones que involucraban la moneda. Sin embargo, blockchain es mucho más útil que una forma de mantener la honestidad de bitcoin.

Con blockchain, las distintas partes (bancos, contables u operadores) pueden escribir entradas en un registro de información, y una comunidad de usuarios puede controlar cómo se modifica y actualiza el registro de información. Ninguna organización, tipo banco central, lo controla, por lo que un único punto de fallo no paralizará todo el sistema. Las entradas no pueden ser pirateadas o subrepticiamente alteradas sin romper la cadena, ya que cada registro es autenticado por la transacción antes y después, interconectando cada entrada. La contabilidad de triple entrada basada en blockchain proporciona, por lo tanto, una única versión compartida de la verdad, basada en la tecnología incorruptible de un libro mayor que no se puede manipular.

Esta es una forma de que las PYME obtengan un acceso rápido a la financiación, así como para proporcionar información financiera a los prestamistas y otros acreedores que se puede verificar como precisa y veraz. Utiliza la tecnología blockchain para crear un registro de auditoría de las transacciones que puede verificar la empresa de acogida, la empresa facturada y terceros como bancos y aseguradoras de crédito que buscan confirmar el estado financiero de una empresa.

Las empresas que utilizan contabilidad de triple entrada obtienen dos beneficios inmediatos. En primer lugar, la auditoría se simplifica, ya que una mayor parte del trabajo de verificación normalmente realizado en una auditoría anual ya está allí, reduciendo el tiempo y el costo del proceso ya que los auditores externos pueden verificar rápida y fácilmente los estados financieros. La contabilidad de triple entrada no eliminará el proceso de una auditoría anual, pero reducirá su complejidad y criticidad, ya que la verificación de cuentas es continua a través de blockchain en lugar de anual.

En segundo lugar, puede ayudar a reducir el fraude interno. Los ingresos y gastos no se pueden falsificar si requieren la firma cifrada de una contraparte para que se acepten como válidos. Recordemos que la contabilidad blockchain tiene su origen en bitcoin, donde las transacciones solo ocurren y existen cuando la moneda de bitcoin verificada se transfiere entre las partes. Solo en ese punto se firma e inserta la entrada en el libro mayor. Simplemente no hay ningún incentivo para llevar a cabo el inmenso trabajo necesario para manipular de forma fraudulenta las entradas existentes. El cifrado único utilizado para firmar cada transacción e interrelacionarse con la transacción antes y después significa que cualquier alteración se muestra inmediatamente al romperse la cadena de transacciones. En conjunto, estos factores hacen que sea más fácil pedir dinero prestado y acceder a préstamos puente, factoring de facturas, etc. Básicamente, se simplifica el pago por adelantado de las facturas basadas en la confianza en lugar de tener que asegurar el dinero con activos físicos.

Al permitir que todas las partes verifiquen y confirmen una transacción, las cuentas pueden servir como un registro confiable y verificado de forma independiente de la negociación de una empresa, algo en lo que una entidad de préstamo o una aseguradora de crédito puede confiar. También es compatible con la capacidad del vendedor y el comprador en un nivel mayorista para escalonar sus pagos, generando confianza a lo largo del proceso.

Por ejemplo: supongamos que la empresa A en el Reino Unido solicita productos de la empresa B en China, una acción que normalmente implicaría pagar por adelantado los productos, a menudo incluso antes de que se hayan realizado. La Compañía A espera ansiosamente que el contenedor de envío llegue desde la Compañía B, sin seguridad de que lo que ordenó es lo que está en la caja. Con un sistema de transacción basado en blockchain como la contabilidad de triple entrada, la empresa A puede hacer pagos escalonados y verificados a la empresa B. La empresa A reduce su riesgo, y la empresa B puede estar cada vez más segura de que los pagos se cumplen a medida que se genera confianza en la transacción y utilizando el sistema contable basado en blockchain como un registro transparente.

La confianza sigue implicando riesgos

Incluso con la contabilidad de triple entrada, existe el riesgo de que una parte intente defraudar a la otra. La contabilidad blockchain no detendrá esto, pero creará un rastro fijo de eventos y de la interrupción en la confianza y la reputación, lo que significa que la parte incumplidora no podrá alejarse de esa marca negra en su registro. También mostrará que la parte defraudada registró la transacción de buena fe y representó la validez de la transacción honestamente para los prestamistas, aseguradores y proveedores.

Blockchain proporciona un elemento de confianza que permite que la deuda se negocie como un bien de manera más confiable, sin la necesidad de una evaluación crediticia de terceros. Significa que la deuda de pequeñas empresas se puede vender o intercambiar en bolsas abiertas, con más transparencia de la que hemos visto con valores respaldados por hipotecas.

El uso generalizado de la contabilidad de triple entrada permitirá a las personas tener un mejor acceso al dinero, así como conocer más acerca de las personas con las que están haciendo negocios. En última instancia, es un mecanismo mediante el cual los bancos y las aseguradoras pueden extender líneas de crédito responsables a una empresa. Donde la noción de confianza puede basarse en evidencia tangible, incluso en un flujo de trabajo digital sin que se mueva ningún producto físico de A a B.

  Ángel Zuate Suárez, Principal, Product Marketing, Exact