En el análisis del LG G6 lo primero que más llama la atención es el apartado que se refiere al diseño. Sigue la estética de otros smartphones y rompe con el del predecesor, el G5. La modularidad del antiguo terminal estrella de la compañía coreana hacia que fuera más ancho, lo que podía dificultar su uso con una sola mano.

Publicidad

Análisis LG G6

Al prescindir de ella en el nuevo LG G6, el terminal se ha estrechado, lo que permite su manejo con una sola mano, un detalle que los clientes empiezan a exigir cada vez más. A cambio, pesa un poco más: 167 gramos del nuevo LG G6 por los 160 que pesaba el G5, según las pruebas que hemos realizado. La apuesta de LG pasa por que la pantalla ocupe la mayoría del teléfono y lo consigue ya que apenas quedan bordes. Eso es lo que le ha permitido reducir el ancho del teléfono con respecto a modelos anteriores sin tener que sacrificar el tamaño de la pantalla que alcanza las 5,2 pulgadas y que ofrece una resolución Full Vision QHD de 2.880 x 1.440 píxeles o lo que es lo mismo, tiene un ratio de 18:9. El terminal es además resistente al agua.

Al igual que sucede con el resto de fabricantes, la apuesta por la óptica merece un apartado esencial. Tanto LG como el resto de sus competidores se han dado cuenta de que la resolución de la cámara es un elemento definitivo a la hora de decantarse por un terminal u otro. Aquí LG incorpora una doble cámara trasera con una resolución de 13 megapíxeles y continúa con una de las grandes apuestas que más éxito tuvo en el LG G5 que es la posibilidad de realizar capturas en modo gran angular. Gracias a ello, la lente es capaz de abordar 125º, mientras que el resto de dispositivos del mercado sólo alcanzan a los 78º. Este es quizá el punto fuerte del nuevo buque insignia de la coreana.

Dolby Vision

Además de la cámara, el LG G6 apuesta por una tendencia cada vez más marcada. Dado el éxito de los videoclubes de alquiler online, tipo Netflix o Wuaki, cada vez son más los usuarios que ven películas o series en el smartphone. Por ese motivo, LG ha apostado por mejorar la nitidez y ha incorporado, por vez primera, la tecnología Dolby Vision. Se trata de una tecnología específica para smartphones y que poco a pco veremos que se incorpora a nuevos modelos ya que la propia Netflix o Amazon Prime Video, ya están distribuyendo vídeos con esta tecnología.

Dentro de lo más descable en el análisis LG G6 se encuentra su cámara y la incorporación de la tecnología Dolby Vision

En cuanto a productividad, los usuarios podrán apreciar que nos encontramos ante un terminal potente, que aunque no incorpora el procesador Snapdrago 821. Aunque no es el último modelo de chipset, ofrece un rendimiento más que aceptable, para realizar cualquier labor empresarial, lo que favorece la productividad móvil. El terminal analizado cuenta con una capacidad de almacenamiento de 32 GB, que se puede ampliar mediante tarjeta microSD hasta los 2TB. En cuanto a la memoria RAM, es de 4GB.

El terminal una batería de Li-On de 3.300mAh lo que permite un uso intensivo durante más de una jornada laboral. De todas formas, la duración de la batería no es un problema, teniendo en cuenta que incorpora la nueva ranura microUSB tipo C lo que posibilita su carga rápida y hace que el terminal esté completamente cargado en menos de una hora.

En definitiva, el nuevo LG G6 es un terminal de gama alta que ofrece una gran productividad y en el que destacan, sobre todo, su doble cámara trasera (la frontal cuenta con una calidad de imagen de 5MP) y la incorporación de Dolby Vision. No es tan rompedor como lo fue su predecesor, pero está claro que a los usuarios no les ha gustado la modularidad por lo que es más que comprensible que la firma coreana se decante por un modelo más “tradicional”.

Precio LG G6: a partir de 749 euros