Mucho se esperaba del evento que Google comenzó en el día de ayer para sus desarrolladores y que se denomina Google I/O… y mucho se dijo en él, aunque los detalles más interesantes, en su mayoría, ya se habían filtrado. Sólo una gran novedad: Google Nexus Q. Por cierto, Google ha indicado que se activan, nada más y nada menos, que 1 millón de dispositivos Android al día. Una cifra impresionante.

Publicidad

Lo primero en llegar fue la confirmación de que Google dispondrá de una tablet propia (fabricada por ASUS), llamada Nexus Tab, y que incluye alguno detalles interesantes que la hacen realmente atractiva y que, a buen seguro, la convertirán en uno de los dispositivos más demandados en las próximas fechas: su precio, de sólo 199$ la versión de 8 GB (seguro que se hace la conversión directa y en Europa cuesta 199€) y 249$ el modelo de 16 GB, una pantalla de 7” con una resolución de 1.280 x 800, procesador Nvidia Tegra 3 de cuatro núcleos, peso de 340 gr y NFC. Realmente por ese precio, es un tablet impactante que se podrá adquirir en la tienda de Google -Google Play-. Eso sí, por ahora, sólo en EEUU, toca esperar.



Otra de las novedades fue el aterrizaje de Android 4.1, denominado Jelly Beam y que será el utilizado en Google Nexus Tab. Como se ha podido ver ofrece unas animaciones y transiciones mejoradas y también ofrecerá escritura mediante voz sin necesidad de estar conectado, lo que supone un enfrentamiento con Siri. También se mejoran las búsquedas, se incluye Google Beam para aprovechar las tecnología NFC y Google Now, que informa al usuario de lo que ocurre en el lugar en el que se encuentra y en sus aficiones favoritas (esto último da un poco de “miedo”). Sorprendentemente, uno de los primeros dispositivos que tendrá Jelly Beam que no es propio de Google es Motorola Xoom que, hasta la fecha, no tenía ni Android 4.



La gran sorpresa del primer día fue Google Nexus Q, un reproductor multimedia con forma esférica, que realmente es sorprendente, que permite aprovechar los datos en la nube, está por ver si sólo a lo que se tiene en Google Play o en cualquier lugar, y accede a Internet mediante WiFi o cable (Ethernet). Su conectividad es buena, ya que se puede enchufar tanto a televisores como a altavoces. Su precio es de 299$, que es elevad comparado con otros fabricantes pero se excusan en Google debido a que está fabricado en EEUU, no en China. Veremos si es un rival para Apple TV, pero su coste es un gran hándicap… aparte de sabe que contenidos y de dónde se podrán disfrutar. Estará disponible a mediados de julio, pero, de nuevo, en un principio sólo en EEUU. Esto ya comienza a ser algo habitual en Google, y no queda nada bien.



Dos apuntes finales de interés dejó Google en su evento: el primero fue el apoyo que continuará dando a Google+, su red social, a la que ha incluido la opción de Eventos para anunciar entre usuarios celebraciones futuras que puedan ser de interés, y también anunció que ya se pueden reservar sus gafas de realidad aumentada, llamadas Google Explorer Edition, al precio de 1.500$, aunque no se espera la llegada de este producto hasta el año que viene. Ahí es nada por algo de lo que apenas se sabe nada con certeza.

Buenas novedades por parte de Google, con un ataque interesante al mercado de las tablets, a nosotros nos gusta mucho su pantalla y precio, y Nexus Q, que es interesante pero caro. Eso sí, todo para EEUU, en Europa tendremos que esperar para poder comprarlo y, esto, es un detalle poco acertado.