procesos de seguridad fraude sistema antifraude

A medida que aumenta la sofisticación y complejidad de las ciberamenazas, es lógico que las empresas busquen defensas más potentes y versátiles para combatirlas. Pero establecer los procesos de seguridad de una empresa, entraña un problema, pues la dificultad de ampliar la seguridad incrementando la complejidad es que sus recursos, especialmente el tiempo y el equipo, no aumentan a la par de forma automática.

Publicidad

Es como una caja de herramientas bien equipada:  no sirve de mucho si no hay alguien que sepa usar un martillo, por ejemplo. Del mismo modo, incluso la infraestructura de seguridad más robusta requiere de alguien que la gestione. Lamentablemente, la escasez de personal de TI implica un desafío para toda la industria y no hay indicios de cambio: el 53% de los profesionales de TI de todo mundo está inmerso en una lucha contra la falta evidente y crítica de personal capacitado en ciberseguridad dentro de sus empresas.

La escasez de personal de TI implica un desafío para toda la industria y no hay indicios de cambio por lo que es necesario simplificar los procesos de seguridad

Los empleados que desempeñan determinados puestos dentro del departamento, por lo general, tienen que cumplir con sus responsabilidades diarias mientras hacen malabares para atender a las constantes alertas e incidencias de soporte técnico.

Es posible que todo esto le resulte familiar y que piense que la seguridad simplificada parece estar fuera del alcance de su organización, pero lea a continuación las cinco formas prácticas para agilizar y simplificar sus procesos de seguridad:

1. Simplificar los procesos de seguridad con gestión centralizada

Invierta en productos fáciles de configurar, implementar y gestionar. Ya tiene suficiente de qué ocuparse sin sumar alertas constantes que debe gestionar o el pequeño ejército de pantallas que supervisar. Busque productos de seguridad de red que permitan una gestión sin interrupciones desde una única interfaz de usuario intuitiva. Además de ser fáciles de configurar e implementar, estas soluciones también incorporan gestión centralizada desde una única consola, lo que permite simplificar y hacer más directo todo el proceso de gestión de red y políticas de seguridad.

2. Simplificar los procesos de seguridad con datos procesables y prácticos

Tener visibilidad detallada de la actividad en toda la red es esencial a medida que las infraestructuras de TI crecen en tamaño y complejidad. Esto permite a los equipos de TI reconocer patrones, amenazas y brechas de seguridad, y responder antes de que se produzca un daño. Estos datos son muy valiosos, sin embargo, no son útiles si el equipo de seguridad no puede acceder con facilidad a ellos.

Actualmente existen muchas soluciones de visibilidad de red del mercado que ofrecen grandes volúmenes de datos, pero que no se preocupan por la clasificación de las prioridades.

Este enfoque sobrecarga a la mayoría de los equipos de seguridad con cantidades infinitas de alertas que, simplemente, no se pueden investigar ni priorizar en su totalidad. Una solución con verdadera visibilidad efectiva reconoce las limitaciones de ancho de banda inherentes a muchos equipos de TI y destaca con efectividad los eventos más importantes para poder mantener la integridad de la red.

3. Simplificar los procesos de seguridad con una red Wi-Fi más fuerte y segura

Si bien el acceso Wi-Fi ofrece grandes beneficios a las empresas modernas, como los programas BYOD o plantillas más móviles, también genera grandes preocupaciones de seguridad en las redes corporativas. Estamos en una época en la que todo está en Internet. Ahora, basta con buscar en la web para acceder a recursos de ataques informáticos o ir a YouTube para aprender a romper una red Wi-Fi paso a paso, lo que fortalece hasta al más inexperto de los cibercriminales y ayuda a propagar las seis categorías conocidas de amenazas de Wi-Fi.

Dado que muchos equipos de TI ya dedican recursos considerables a los problemas de las redes Wi-Fi (contraseñas olvidadas en las aplicaciones móviles, sincronización del correo electrónico y dificultades para acceder a las redes inalámbricas, por ejemplo), la mayoría de ellos no disponen del ancho de banda necesario para implementar varias soluciones que les permitan protegerse de las seis categorías principales de amenazas Wi-Fi, por no hablar de cómo gestionarlas. Se necesita una solución única que sea fácil de implementar y gestionar, que sea compatible con los requisitos de rendimiento de su entorno específico y que, además, aporte protección contra todas estas amenazas. Todo esto ayudará a crear un entorno inalámbrico de confianza.

4. Simplificar los procesos de seguridad con autenticación multifactor basada en cloud

La seguridad de las contraseñas es uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan las organizaciones hoy en día, ya que el 81% de las filtraciones de datos son causadas por el uso de contraseñas débiles o robadas. Como resultado, las organizaciones están considerando cada vez más el uso de tecnologías de autenticación multifactor (MFA) para añadir capas adicionales de seguridad para el acceso a los recursos corporativos, pero gestionar el uso de muchos productos MFA ha sido un reto para los equipos de TI. Las implementaciones tradicionales de MFA basadas en hardware consumen tiempo y recursos, lo que dificulta lograr un equilibrio entre la implementación y las prioridades existentes (sin mencionar las solicitudes de servicio). Además, muchas soluciones MFA requieren importantes compromisos de formación por parte del equipo de TI, y una de las quejas más comunes en relación con las soluciones tradicionales es la facilidad de uso (o la falta de esta). De hecho, el 24% de las empresas que no utilizan una solución de A MFA destaca las dificultades de implementación, mantenimiento y soporte como factores clave que limitan su adopción.

5. Delegar la gestión de seguridad un MSSP

Existen soluciones diseñadas sobre la base de la simplicidad para ayudar a su organización a recuperar tiempo del día. Sin embargo, si la administración de la seguridad de su empresa simplemente no es un tema para el que tenga tiempo en su lista de tareas pendientes, plantearse la posibilidad de trabajar con un Proveedor de Servicios de Seguridad Gestionada (MSSP) puede quitarle por completo ese peso de encima, ya que operan como una extensión de su compañía y harán más fácil su día a día.

En resumen, disponer de tiempo y recursos limitados puede dificultar la gestión de la seguridad de TI de su organización. Por tanto, debe buscar soluciones que tengan en mente procesos simplificados para la configuración, implementación y administración continuas. Su red ya es muy compleja, que mantenerla segura no lo sea.