El equipo de RepRapBCN, un proyecto de la Fundació CIM-UPC, acaba de presentar la primera impresora 3D enfocada al uso doméstico con un coste inferior a los 900 euros. Bajo el nombre de BCN3D y, desarrollada dentro del proyecto RepRap, la impresora 3D está ya disponible y se está exportando a más de 10 países, entre los que destacan Francia, Alemania o Estados Unidos.

Publicidad

La impresión 3D, que fabrica capa a capa cualquier tipo de pieza a partir de un diseño generado con ordenador, está llamada a protagonizar una revolución tecnológica para los usuarios, pues permite que cualquier persona desde su casa o desde un pequeño negocio pueda fabricar insitu su producto, sin tener que realizar grandes inversiones en maquinaria y personal técnico especializado.

Actualmente, los principales compradores de la BCN3D están siendo particulares, pequeñas ingenierías y despachos de arquitectura, a pesar de que ya se están dando casos de nuevos modelos de negocio, como imprentas que están apostando por la impresión 3D como antídoto a la bajada del uso de la impresión convencional, o pequeños emprendedores que ven en la impresión 3D una herramienta con un potencial increíble.

Un paso adelante en las ecografías prenatales

Uno de los casos que más llama la atención es  Ultrasound3DPrinted, una propuesta de impresión de ecografías en 3D. Con la tecnología desarrollada en este proyecto, se puede crear un modelo tridimensional de la imagen generada por una ecografía 3D, que posteriormente se imprime con la BCN3D y se envía a los futuros padres.

Por otro lado, Universidades e Institutos de secundaria también están apostando por la impresión 3D y por la BCN3D. El caso más importante se encuentra en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de Barcelona (ETSEIB) de la UPC-BARCELONA TECH, que ya dispone de un aula de impresión 3D con tres impresoras 3D. De este modo, los futuros ingenieros pueden imprimir sus diseños y hacer trabajos mucho más prácticos y alentadores.