AOC, una de las principales marcas globales en el mercado de las pantallas, ha presenta sus dos primeros modelos de monitores para jugar que soportan AMD FreeSync™, una tecnología abierta con frecuencias de refresco dinámicas, eliminando los efectos de tearing y stuttering de la imagen y haciendo posible una rápida entrada de datos sin trabas. Los jugadores solo necesitan un adaptador gráfico y un driver AMD compatibles, junto con un monitor AOC AMD FreeSync™ que permite disfrutar del juego más fluido hasta ahora. Las nuevas pantallas AOC G2460PF y G2770PF incorporan todas estas prestaciones que mejoran la jugabilidad al mismo precio que sus modelos anteriores y estarán disponibles en septiembre 2015 a un PVP de 319 y 399 euros.

Publicidad

Mejor fluidez con AOC y AMD FreeSync

Los juegos deberían desenvolverse con la mayor fluidez posible; algo que no se puede conseguir sin una perfecta sincronización de la unidad de procesamiento gráfico o GPU y las frecuencias de refresco del monitor. Por fin, AMD FreeSync™ lo hace posible sin sacrificar el rendimiento y a un precio asequible. Esta tecnología ofrece una experiencia de juego sin tearing, ni stuttering, a la vez que mantiene las imágenes por segundo (FPS) y la velocidad de entrada al máximo nivel.

AMD FreeSync utiliza el estándar del sector DisplayPort™ Adaptive-Sync para hacer posibles las frecuencias de refresco dinámicas. Esto supone que la unidad de procesamiento gráfico está actualizando el monitor simultáneamente al enviar una nueva imagen a éste, lo que lleva a una perfecta sincronización entre ambos dispositivos. Esta novedosa tecnología de AMD no requiere ningún hardware adicional y viene con estándares abiertos y sin pagos por licencia que incrementan el precio del producto final.

Prestaciones esenciales para el juego en AOC G2460PF y G2770PF

Los monitores pensados para el juego competitivo difícilmente se conciben sin una frecuencia de refresco de 144 Hz con un tiempo de respuesta de 1 ms; AOC G2460PF y G2770PF soportan estas prestaciones necesarias, a la vez que mantienen los efectos blurring o fantasma y tearing bajo control. AOC también ha implementado la tecnología i-Care, reduciendo la fatiga ocular y que ofrece una gran profundidad visual y un gran detalle empleando un ratio de contraste dinámico de 80 millones. Un candado de seguridad Kensington integrado salvaguarda el monitor en las partidas en red, por lo que sus propietarios pueden dejar su equipo sin tener que preocuparse. Sin embargo, esto no pasará muy a menudo durante sus prolongadas sesiones de juego que se complementan con una perfecta ergonomía del monitor y un ajuste de la altura y la inclinación con una comodidad adicional.