EntresD  ha lanzado un paquete de acciones y ventajas encaminado a facilitar el acceso de la Pyme a la impresión 3D. La empresa, que presentó el pasado mes de abril los modelos de impresora 3D de sobremesa UP! Plus y UP! Mini orientadas al mercado doméstico, ha visto como en estos meses la demanda de impresoras 3D por parte de los pequeños negocios superaba las expectativas. De hecho, más del 60%de las ventas efectuadas por EntresD corresponde a Pymes de diferentes sectores: manufacturas, diseño, arquitectura, ingenierías…

Publicidad

Cualquier empresa con departamento de diseño puede mejorar su producto utilizando una impresora 3D. Existen diferencias fundamentales en la venta de impresoras a Pymes frente al mercado doméstico. Por ejemplo, el usuario doméstico disfruta experimentando con la impresora, pero las Pymes lo que quieren es tenerla funcionando 15 minutos después de recibirla y que no pare nunca«, señala Marc Torras, director general de EntresD.

Consciente de las características diferenciales de las Pymes, EntresD lanza un paquete de medidas  -que incluyen desde ventajas financieras y servicio técnico y de reposición, hasta asesoramiento y formación – para facilitarles el acceso a la impresión 3D.

Estas condiciones ventajosas son solo aplicables a la compra de los modelos Up! Plus y Up! Plus 2, que se lanzará en breve:

  • Asistencia a demostraciones en el showroom de la empresa o a

través de los distribuidores

  • Impresión gratuita de un primer archivo y posibilidad de encargar impresiones posteriores
  • Servicio opcional de puesta en marcha y formación
  • Descuento promocional del 10% para las bobinas que se soliciten junto con la impresora
  • Impresora de reposición durante el periodo de garantía
  • Fórmulas de financiación
  • Garantía total: hotline telefónica y servicio técnico gratuito durante el primer año



Las posibilidades que plantea la impresión 3D para las Pymes son muy amplias, tanto en la fase de elaboración de pruebas como en la de producto final. Muestras, prototipos, producto acabado,…  capacidad para crear objetos personalizados y en tiradas cortas son algunos de los casos en los que la impresión 3D resulta rentable a los pequeños y medianos negocios.

Rápida amortización

«El interés por parte de las Pymes es muy alto. Realizar unos moldes o prototipos actualmente tiene unos costes elevados. Con nuestras impresoras Up! Plus, los costes de realización de prototipos bajan radicalmente: de los 100 euros a los 2-3 euros. El ahorro es considerable; haciendo pocas piezas las Pymes ya consiguen amortizar la impresora«, indica Marc Torras. «Por un precio asequible, las Pymes pueden conseguir modelos de lo que están diseñando, ayudando a mejorar la calidad final del producto«.

El objetivo de este paquete de medidas es dinamizar la incursión por parte de las pymes en la tecnología de impresión 3D, ayudándolas a vencer reticencias relacionadas con las habilidades técnicas, los costes de mantenimiento o de los materiales.

«Muchas Pymes creen que las impresoras 3D son un producto muy técnico y que necesitarán especialistas para usarlas. En el caso de las Up! Plus, cualquier persona sin conocimientos informáticos amplios la puede hacer funcionar , en tan solo 15 minutos«, destaca el director general de EntresD. «Otra preocupación habitual son los costes de mantenimiento y de utilización, que son muy bajos: cuando está funcionando consume lo mismo que un ordenador de sobremesa. Una bobina de material cuesta sobre los 30 euros/kg., y con 1 kg se pueden hacer unas 100 torres de ajedrez en modo sólido. Cada torre de ajedrez sale por 0,3 euros. Además la impresora 3D Up! Plus no necesita mantenimiento«.

La Up! Plus, la mejor opción

La Up! Plus, que en breve evolucionará a la Up! Plus 2, es una de las impresoras profesionales de sobremesa más vendidas en Estados Unidos (bajo las marcas de Afinia y PP3DP) y la más recomendada por las revistas especializadas como Make Magazine, por su calidad, facilidad de uso y de mantenimiento. El material de impresión que emplean es ABS, lo que permite pintar, enganchar (para hacer creaciones de gran formato), mecanizar o pulir las piezas que se imprimen.

«La ventaja de las impresoras Up! Plus es que ofrecen la mejor relación calidad/precio. Por poco más de 1.000 euros las pequeñas y medianas empresas pueden contar con una herramienta que hasta hace no mucho costaba 15.000 euros. Puesto que el coste actual de hacer un prototipo es alto, haciendo 10-12 piezas ya se amortiza la impresora 3D«, incide Marc Torras, director general de EntresD.

La impresión 3D por adición de material es una tecnología de fabricación donde se crea un objeto tridimensional depositando sucesivas capas del mismo. Una impresora 3D genera un objeto sólido tridimensional, en lugar de imprimir en una hoja 2D como una impresora convencional. El proceso consiste en fundir y extruir un filamento de plástico ABS, depositándolo capa por capa hasta crear el objeto deseado.

Hasta ahora las más utilizadas han sido las impresoras industriales. Los modelos Up! Plus y Up! Plus2, comercializadas por EntresD, pertenecen al segmento de impresoras personales compactas y de sobremesa. No requieren montaje: vienen totalmente ensambladas de fábrica –’ready to use’-, garantizando una óptima calidad de impresión y una puesta en marcha sin problemas.