Cuando la Presidenta de Microsoft, María Garaña, inopinadamente, (de forma insólita en esta compañía), empieza a criticar a sus competidores, es que las cosas no le van bien en su casa.

Publicidad

La multinacional de Bill Gates se la jugaba con el lanzamiento de Windows 8 y es pronto para decir que haya cuajado en el mercado. La propia Garaña, en la misma entrevista, afirmaba que las ventas del nuevo sistema operativo iban muy bien (¿se imagina alguien que hubiera contestado que no se están cumpliendo las expectativas de ventas?).

Lo cierto es que nunca sabremos la realidad de sus ventas, porque no las publican (al menos, localmente), pero yo particularmente deduzco que existen serias dudas sobre la bondad del número de copias vendidas. Todos los directivos de grandes compañías con los que he tenido ocasión de comentar el asunto, me han expresado de forma unánime, que ni de lejos se están cubriendo las expectativas de ventas.

Creo que Microsoft no ha dicho la verdad sobre la funcionalidad de Windows 8. Es evidente que el sistema funciona muy bien a nivel de Tablets o de dispositivos con pantalla táctil, pero no es práctico en un PC convencional que ya tuviera instalado Windows 7, o, incluso XP. Yo sustituí en mi equipo Windows 7 por Windows 8 y estoy totalmente arrepentido: para empezar, me dejó de funcionar la unidad de DVD (solucionado posteriormente por el fabricante de hardware) y, curiosamente también, dejó de estar operativo el OCR de la impresora… Y todo para seguir utilizando el modo escritorio. No vale la pena, y Microsoft debería decirlo.

Si a todo esto le unimos que el acuerdo con Nokia tampoco le funciona como esperaba, que ha tenido que reconvertir Messenger en Skype porque también se lo comían, y otros frentes abiertos, como la dramática caída en el mercado de consumo, la cosa no está nada clara para su futuro.

Y lo peor de todo es que quien se está beneficiando de su situación es Google. Un auténtico peligro para todos, por el carácter de monopolio que está adquiriendo: o le plantamos cara entre todos, o Google nos acabará obligando a que vayamos al restaurante que nos marque, nos compremos el coche que ellos quieran, la ropa que nos propongan, la comida que prefieran y, lo peor, que nos tendrá secuestrados, sabiendo perfectamente donde estamos en cada momento.

Por el bien de todos, ¡Microsoft, recupérate!

7 Comentarios

  1. Me sabe mal decirlo, pero me alegro que al final las cosas se pongan en su sitio. Soy programador informático desde hace unos 25 años y el tiempo que me ha hecho perder Microsoft por culpa de preocuparse en un 90% por su marketing y nunca reconocer sus errores y taparlos (ocultarlos) no tiene medida.
    Me di cuenta del timo hace muchos años, pero no teníamos alternativa. Y como a los consumidores los convencían con su engañoso marketing los programadores nos volvíamos locos rehaciendo una y otra vez los programas para que funcionaran en los nuevos windows, por no hablar de que quedábamos todos como tontos al sacar al mercado programas que se tenían que actualizar constantemente por que dejaban de funcionar por extraños motivos (vease actualizaciones de windows).
    dejen paso a Wikipedia, Google, Linux, Android y todo el software de Código Abierto en sus diferentes modalidades.

  2. Tienen la manía de sacar nuevos productos en donde cambian la forma y modo de conseguir lo que antes se hacía por un camino y sin problemas, me pregunto que ¿para qué?, ¿piensan que la gente va a estar como loca por conseguir los nuevos productos?, pues no. A los usuarios les fastidia que les cambien la forma de hacer las cosas cuando antes funcionaban bien y el camino para conseguirlo era simple o al menos se aprendía fácilmente. Ese es el grave error. Lo importante es arreglar las cosas que no funcionaban bien solucionando problemas y contactando con el usuario para recabar información de lo que le gusta y lo que no. Windows Vista fue un fracaso precisamente por ese motivo, además de que se comía los recursos de la máquina al conchavarse con los fabricantes para que al usuario no le quedase más remedio que cambiar de máquina; pero el usuario tampoco es oligofrénico.
    Otro gallo les cantara si hubieran sacado al mercado una versión de Windows XP nueva, basada absolutamente en la anterior en donde ni siquiera cambiase el nombre, un, digamos, Windows XP MKII, ¡se habría vendido como churros! un sistema operativo superexitoso al que arreglas las cosas que iban no tan bien como nos gustaría. Yo no me he pasado a windows 7, y a Windows 8 ni loca, sin embargo si habría pagado por una nueva licencia de Windows XP MKII, y no me paso a Linux porque no puedo ejecutar Excel y operar con mis macros de VBA, que si no ya haría mucho tiempo que habría dicho adiós a Microsoft.

  3. XP MKII?
    Y por qué no D.O.S. 10.5?
    No desvariemos.
    Coincido es que es un S.O. (8) muy util para telefonos y tablets, pero en PC cojea. Esperabamos algo más espectacular para PC y no que nos quitarab todas las ventajas graficas (Aero, sombras…). Vamos, que lo han convertido en Windows 3.11 con colores

  4. ¿Estas enfermo? ¿Microsoft mejor que Google? ¿Ese microsoft caro, de malos productos, al que el usuario le importa un comino?
    Si es peligroso Google, pero Microsoft mas (y Apple mas).
    Google es la menos mala de las empresas tecnológicas, por eso la apoyo.