Bull ha inaugurado su Centro para la Excelencia en Programación Paralela, el primer centro de excelencia técnica e industrial en este campo. En colaboración con líderes tecnológicos, este centro se encargará de ayudar a los ingenieros y científicos de los centros de investigación y la industria a superar la barrera tecnológica crítica de la “paralelización de aplicaciones en la Computación de Alto Rendimiento (HPC, High Performance Computing).

Publicidad

La programación paralela consiste en la capacidad de las aplicaciones para soportar cálculos simultáneos (o lo que es lo mismo, en paralelo), sin tener que esperar a la finalización de un cálculo para iniciar el siguiente.

Programación paralela: imprescindible para la industria y la ciencia

La próxima generación de superordenadores conseguirá su rendimiento mediante el uso de una configuración mucho más densa de procesadores trabajando juntos en el mismo problema. El número de procesadores implicados ha pasado de miles hace cinco años a decenas de miles de procesadores en la actualidad, que serán millones de procesadores dentro de cinco años. Los superordenadores “Exaescala”   al final de esta década incluirán probablemente más de cien millones de procesadores aprovechando las innovaciones más punteras en arquitectura paralela similares a los actuales coprocesadores Xeon Phi™ de Intel®.

Según los analistas de la industria, solamente un 1% de las aplicaciones usadas actualmente pueden ejecutarse en 10.000 o más procesadores a la vez. En consecuencia, los diseñadores se enfrentan al reto de adaptar su software si quieren beneficiarse de estas innovaciones. Una vez que los nuevos superordenadores estén disponibles, solamente aquellos centros de investigación y empresas que hayan preparado sus aplicaciones para la programación paralela serán capaces de aprovechar completamente sus beneficios. La carrera ha empezado… a escala mundial.

La paralelización de aplicaciones, con su reducida huella de carbono, es crucial para el desarrollo de los superordenadores en las próximas décadas.

Apoyándose en un equipo de expertos único en Europa, el Centro estará dotado de los más altos niveles de especialización, para ayudar a los laboratorios de investigación y a las empresas a optimizar sus aplicaciones para que puedan ser compatibles no sólo con los procesadores disponibles actualmente sino también con aquellos de la próxima generación. El Centro ofrecerá una amplia gama de servicios, incluyendo análisis y consultoría, así como paralelización y optimización de software.

El Centro de Excelencia en Programación Paralela de Bull se beneficiará de la estrecha colaboración con Intel en materia de superordenadores y computación paralela. Combinará las últimas tecnologías de Intel en procesamiento, redes y almacenaje, con la tecnología de los líderes mundiales en investigación e industria especializados en software y metodología de computación paralela. Entre los socios que participan en el Centro de Excelencia en Programación Paralela se encuentran Allinea, CAPS y la Universidad Joseph Fourier.