Toshiba TEC y otras 16 compañías acaban de firmar un acuerdo con la UE en el que se comprometen a diseñar y vender en los 27 países de la unión productos que permitan ahorrar entre 1 y 1,5 millones de KW/h. Este pacto, de adhesión voluntaria, forma parte del Plan de Acción Europeo por la Eficiencia Energética y establece los requisitos medioambientales que deben cumplir los productos de la industria de impresión digital.

Publicidad

Con la firma de este acuerdo, Toshiba se compromete a que al menos el 90% de sus productos cumpla con las especificaciones del estándar medioambiental para equipos de impresión digital ENERGY STAR v1.1, y que estos dispongan de capacidad de impresión a doble cara. Además, deberán incluir el estándar “Impresión N-páginas en una”, que permite imprimir, en la misma cara de una hoja, varias páginas de un documento. El acuerdo implica también seguir criterios estrictos en cuanto al diseño y el uso de materia­les con el fin de conseguir que el máximo número de piezas y componentes de cada equipo pueda ser reciclado.

Toshiba y las demás empresas firmantes se han comprometido, además, a proporcionar a los usuarios finales información detallada sobre las características de protección medioambiental de sus equipos.

Desde la firma japonesa consideran que este acuerdo permitirá introducir paulatinamente los criterios medioambientales en los procesos de decisión de compra de compañías y clientes domésticos, ya que estos tendrán cada vez más información. La decisión de la industria a nivel europeo tendrá también su impacto en los productos que se vendan fuera del continente, ya que las inversiones en I+D en el campo medioambiental se extenderán a toda la gama de productos de todas las compañías.